A 3 años y 9 meses del asesinato del Cacique Sabino

A 3 años y 9 meses del asesinato del Cacique Sabino los líderes de las comunidades Yukpa comienzan a desechar las ilusiones, ante el abandono y las sostenidas violaciones de los derechos humanos y territoriales de su pueblo, y entran en una etapa de pensamiento crítico donde les cuesta cada día seguir aplaudiendo al Gobierno del Presidente Maduro y de la Ministra Indígena Aloha Núñez.

El dinero del presupuesto nacional no alcanza para los pueblos indígenas, pero sí danzan desde sus territorios violados todos los dólares de este mundo por extraer de sus hábitats mucho oro, diamante y coltán, y suficiente carbón, ante la muerte del Parque Eólico de la Guajira, de la Sierra de Perijá como anuncia el gobernador del Zulia a cada rato. Por otro lado, desde los caminos verdes, mucho dinero sale por la cuenca del río Negro en Machiques de Perijá a Codazzi y por el río Guasare, en los municipios fronterizos Mara y Guajira, al poblado la Majayura por concepto del contrabando a pie de miles de vacas todas las semanas a Colombia, así como de miles de kilos de queso de los municipios Mara y Guajira del estado Zulia a Maicao, con la complicidad de todas estas actividades (en el maro de la guerra económica) de los efectivos que cuidan las 24 horas del día la frontera del Zulia con la República de Colombia.

De esta manera, antes el contrabando de todos los días y la puesta en marcha de los Arcos Mineros del Orinoco y de la Sierra de Perijá y el Lago de Maracaibo, como en la cuarta república, la Constitución y las leyes son acomodadas y aplicadas contra el pueblo y la naturaleza en beneficio del interés privado, representado por las trasnacionales y las diferentes industrias extractivas, violando así los Derechos Humanos de Solidaridad o de Tercera Generación como el derecho de todos los seres humanos a un ambiente adecuado para su salud y bienestar, el derecho a la paz y el derecho a un Desarrollo Sostenible, tanto económico como cultural de todos los pueblos que conforman la humanidad según mandatos de las Naciones Unidas.

Los derechos civiles y políticos siguen en mora por parte del Ministerio Público cuando aún las familias de Sabino y de sus primos maternos Alexander, José Luis y Cristóbal Fernández Fernández siguen esperando el juicio del primero y la continuación de las investigaciones de los tres restantes, en especial de Cristóbal Fernández Fernández, menor de edad asesinado por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana, en la hacienda Las Delicias de Hemer López, asociado a la poderosa familia ganadera Vargas de Machiques, implicados en la muerte del Cacique Yukpa Sabino Romero Izarra.

De nuevo para pedir justicia las víctimas asistirán a una cita pautada en el Ministerio Público en la capital de la República en estos próximos días navideños.

 

 

Deja tu comentario