Día mundial del agua, del agua en vía de desaparición

Fuente de portada: http://venezuelaoriginaria.blogspot.com/2015/03/la-explotacion-de-carbon-dejara.html

 

Como casi siempre lo hacemos en este tema del agua, escribimos de nuevo sobre el agua del Zulia, en especial de sus ríos y bosques; en fin del Lago de Maracaibo y su enorme cuenca hidrográfica surcada por 132 ríos, y por lo tanto, de su población y sus malos gobiernos e inútiles organismos nacionales, regionales y municipales cómplices y promotores además de su contaminación y su final merma.

Nos ignoran, y si insistimos nos aíslan y nos criminalizan como contrarrevolucionarios

Este ha sido siempre el viejo truco de los falsos revolucionarios en cargos de gobierno, hasta ahora los hemos derrotado, pues seguimos hablando y en la calle, no moriremos callados como decía Sabino.

Desde el inicio de la democracia representativa con Rómulo Betancourt, los defensores del agua, los bosques y la permanencia de este vital líquido en la faz de la tierra de Bolívar son por lo tanto considerados enemigos por dichos organismos oficiales encargados del cuido y distribución del agua en Venezuela, sea cual sea el partido y el gobierno de turno, pues su funcionariado más que preocupados por el agua, lo que hicieron y lo siguen haciendo es defender su cargo; ya que es el petróleo y el extractivismo minero lo importante a considerar como política vital de estado. A ellos deben ser obedientes.

De estas actividades extractivistas se desprenden todas las estructuras jurídicas y políticas de la constitución y sus leyes, sean estas las de 1961 o del 2009. Es difícil en la República Bolivariana de Venezuela parar, por el cuidado y mantenimiento del agua, la apertura de un pozo petrolero o de gas, o de una mina de carbón, de oro o diamante, por ejemplo. Es por lo tanto contrarrevolucionario para estas cúpulas tecno políticas oponerse al extractivismo, pues en el país todos y sus instituciones sólo viven de la extracción y la renta petrolera (de Gómez a Chávez) y ahora de los minerales (Gobierno de Maduro). Sin su extracción y venta imperial, según ellos, nos moriremos de hambre, y se acabaría la revolución y la patria.

Con la minería carbonífera quedaremos sin agua y sin energía limpia en el Zulia

Con excepción de la Costa Oriental del Lago, todas las fuentes de agua vienen de la Sierra de Perijá o de sus límites cercanos, vienen de oeste a este, pero las minas de carbón y las de otros minerales vienen de norte a sur, o sea; por ello si abrimos las minas quedaremos sin agua definitivamente. Arias Cárdenas, Gobernador y Maduro Moros, Presidente, optaron por los minerales, una carboeléctrica y el “cierre” del Canal del Lago para construir un mega puerto para el embarque y desembarque de barcos carboneros Post Panamá denominado Puerto Bolívar, o Puerto América en Pararú y en Isla de Pájaro en el Golfo de Venezuela, en la entrada del Lago de Maracaibo.

Si en la Subregión Guajira, se siguen ampliando las minas Norte y Paso Diablo bajo la voluntad del ministro de Minería Ecológica Jorge Arreaza se contaminarían más aún las aguas del embalase El Brillante, dador de agua a familias de varios poblados del municipio Guajira, si se abren las minas Socuy, Casa Blanca y Aljibe mermará y se contaminará las aguas del embalse Manuelote. Si se abre la mina Cachirí se afectaría mortalmente el río Cachirí y su embalse Tulé.

Más abajo, hacia el suroeste, municipio Jesús Enrique Lossada, si la empresa rusa VostokCoal abre la mina Las Carmelitas se afectarían las aguas del embalse Los Tres Ríos, o represa el Diluvio. Por otra parte, si la Gobernación del Zulia con capitales privados se propone seguir extrayendo piedra del río Apón se afectaría aún más el embalse de Machiques.

Sólo la resistencia en la calle podría detener la política de este depredador Gobierno sediento de imperiales dólares mineros.      

 

Leer también: http://frontal27.com/quienes-dan-la-cara-por-el-agua-en-trayecto-hasta-la-gran-caracas/

Parte I: ¿Quiénes dan la cara por el agua?: Un primer trayecto desde el río Socuy a la Gran Caracas

 

 

 

 

 

Deja tu comentario