Felipe Pérez: “Este es un gobierno inusualísimamente de derecha, es Robin Hood al revés: le quita a pobres para darle a los corruptos”

Entrega de billetes de 5 y 20 bolívares por el Banco de Venezuela reunidos en pacas de 1.000 bolívares, a falta de los billetes de más alta denominación que son, hasta la fecha, 50 y 100 bolívares. Foto: Beatriz Pantin, nov/2016.

Esta entrevista fue realizada en la ciudad de Caracas, en diciembre de 2016.

 

–Beatriz: Felipe, muchísimas gracias por concedernos esta entrevista que pretende llegar a algunas aclaratorias en materia de política económica, para los que no sabemos de economía. Por otro lado, esto también forma parte de un ejercicio que tiene que ver con intentar salir de los esquemas de percepción e interpretación fijos en los que hemos caído, y en los que las etiquetas y los prejuicios, en la mayoría de los casos, producto de una mecánica especulativa y mal intencionada, van organizando las cosas en dos grandes discursos que intentan abarcar la totalidad para explicar, o construir incluso desde allí, la realidad, pero que simplifican el mundo de una manera ya desesperante. Te propongo entonces que en algún momento puedas hacer una reflexión sobre esa relación que algunos han establecido entre las propuestas económicas que has planteado y la economía neoliberal y, en segundo lugar, cuáles piensas que son las causas del actual desastre. Esta conversación quiere llegar también a las posibles soluciones que en un corto plazo podrían ayudar a resolver los nudos que nos están empobreciendo brutalmente.

I: Estamos capturados por una banda de delincuentes

–Felipe: Gracias Beatriz y Roland por esta entrevista. Hablemos pues sin tapujos. Empezando un poco de adelante para atrás. Este país se está cayendo. Esta es la captura por parte de una banda de delincuentes que tiene tomados al gobierno y al país. No respetan la ley, no respetan las instituciones, no respetan a la gente, no respetan las ideologías, no respetan ni al chavismo. Los únicos dioses de este grupo de delincuentes son el poder y el dinero. En cierto sentido son vehículos demoníacos, son sacerdotes de la idolatría del poder y del dinero. A calzón quitao, frontalmente hablando.

En términos políticos son la derecha más rancia que uno se pueda imaginar. La derecha es derecha porque defiende a los que están mejor, la izquierda defiende a los que están peor. Un marxista (hay muchos marxismos, claro, pero en general) es de izquierda porque defiende a los trabajadores, muchas veces maltratados. Entonces este gobierno no es de derecha, es de extrema derecha. ¿Por qué?, porque defiende a los que están mucho mejor. Los que están mucho mejor son unos grupitos pequeñísimos que gobiernan y que representan intereses de corporación busca-renta corrupta, independientemente de la ideología. Corporaciones que de hecho tienen a la política, en este momento, enmarañada. Esas corporaciones han comprado también parte de la Asamblea Nacional y en vez de haber allí  fracciones políticas, la de la oposición y la del gobierno, hay fracciones de corporaciones caza-renta. Cada corporación de esas tiene una fracción parlamentaria. Entonces se han dedicado a la tarea de comprarlos a dólar limpio, a millón limpio.

Como son tan pocos los que se benefician realmente de esto, esto se puede calificar en política como un gobierno de extrema derecha, que ni siquiera beneficia a la clase media, mucho menos, a los trabajadores o a la clase más pobre, a excepción de los que son clientes políticos, que por lo demás, lo que reciben son migajas. Esto de los CLAP son migajas, además, humillantes.

–Roland: Son bolsas de carbohidratos…

–Felipe: Sí, así es. Entonces este gobierno es de extrema derecha, utilizando con migajas a una fracción pequeñísima de la población. Las importaciones de los productos que hace el gobierno para las bolsas, le llegan a la gente, máximo, en un 20%. El 80% de estas importaciones quedan, de una manera grosera y grotesca, en las manos de los que manejan esto que son algunos militares corruptos y sus redes de distribución. Esos son los que se benefician. Y se los voy a decir también desde el punto de vista de lo que habría que hacer para cambiar las cosas. Lo que habría que hacer es una política que se ubique en el centro del espectro político. Una economía política que esté en el centro implicaría que cualquiera que venga, así sea Voluntad Popular, va a estar a la izquierda, pero bien a la izquierda del gobierno. En términos de política económica y te voy a decir por qué.

Nosotros hemos tenido 5 años seguidos con un déficit fiscal de más de 10 puntos del P.I.B. Lo normal debería ser como 3 puntos. El promedio podría ser hasta un déficit promedio de 2 a 5 puntos del P.I.B. España, con un déficit de 7 puntos del P.I.B., hizo unos ajustes fiscales tan grandes y de tanto impacto social, que generó a Podemos y a Ciudadanos. El déficit es la diferencia entre gastos e ingresos. Lo determinante es ver el tamaño del gobierno, y en particular el tamaño de su déficit, con respecto al tamaño del producto y la riqueza de toda la sociedad. Una brecha de 10 puntos o más del P.I.B. es demasiado grande, es gigante. Ante esto, lo que se hizo en España, con esos 7 puntos del P.I.B., fue que se bajaron los gastos, para cerrar la brecha. Se bajaron los gastos sociales en educación, en salud, entonces la gente se puso brava y se generó una crisis política tremenda.

Cuando la gente más vulnerable es la que paga el costo del ajuste, a esto, y con razón hasta cierto punto (el neoliberalismo es mucho más que eso), se le llama política neoliberal, pues ese Estado de bienestar se reduce de manera sustancial. Ahora bien, en el caso de Venezuela es muy paradójico, porque tú para corregir esa brecha, para cerrarla, no tienes que bajar los gastos, para nada, por lo tanto ya no es neoliberal, ni siquiera tienes que subir los impuestos, que es la receta del FMI, una combinación de las dos cosas: bajar los gastos y subir los impuestos para cerrar la brecha. Pero, ¿por qué tenemos esa brecha fiscal?, porque el gobierno tiene muy pocos ingresos. Y ¿por qué tiene muy pocos ingresos?, porque el ingreso el gobierno lo regala, ¿tú sabes lo que es vender 1 dólar a 10 bolívares? Si tú haces un ajuste de cambio y lo colocas a un promedio de 1.000 bolívares –un solo tipo de cambio unificado–, si tú ajustas el precio de la gasolina, si dejas de regalar a Petrocaribe, si dejas de regalar por la vía de los CLAP, y aumentas la electricidad, el agua y el teléfono, tú recuperas alrededor de 14 puntos del P.I.B. Con dejar de regalar nada más.

–Roland: ¿Y quién paga todo eso? Explica esto bien Felipe, porque aquí es donde precisamente se te ha acusado –y yo he cogido de esas acusaciones también–, de neoliberal, porque, entre otras cosas, no estás de acuerdo con los subsidios a la economía, pues propones regular o poner por ejemplo la gasolina a precios del mercado.

–Felipe: Exactamente, es una excelente pregunta. Fíjate, hubo, según estimaciones confiables, una contracción brutal del gasto en la primera mitad del año, y el déficit se redujo hasta alrededor de 7 puntos del P.I.B. Es decir, hubo una contracción absolutamente brutal del gasto en términos reales. Entonces de 14, tu terminas con un superávit de 7 puntos, y ese superávit, Beatriz, tú se lo puedes repartir a toditos los venezolanos.

–Roland: Subsidios a la población…

–Felipe: Subsidios directos a la población en la cuenta bancaria de cada venezolano, gratis, sin pagar nada. Eso se llama subsidio directo. No importa que tú seas rica o seas pobre, según lo que yo propongo. Claro, hay unos que dicen que hay que darles a los pobres nada más. Yo digo que no, que hay que darle a Lorenzo Mendoza sus 25 dólares. Serían 25 dólares por persona mensuales, incluyendo a los niños. Si es una familia numerosa, queda más beneficiada. Lo que pasa es que estos subsidios que tú estás dando por los CLAP, ese dineral, no le llega al pueblo, se lo comen los corruptos, entonces tú se lo quitas a los corruptos y a los irresponsables y se los das a cambio a todos los venezolanos, pues le estabas dando dólares de CADIVI a los corruptos,  y aquí, estás cerrando la brecha y lo que sobra –porque sobra–, y se lo das a todos los venezolanos por igual.

Eso te sirve para compensar el aumento del precio de la gasolina y de servicios como la electricidad, el agua y la telefonía, porque los servicios no pueden seguir así, ya que están siendo absolutamente pésimos.

–Roland: Pero ¿cómo haces tú con ese aumento si en CORPOELEC, por ejemplo, ya se genera la corrupción que hay?, estos tipos entonces tendrían una entrada de dinero gigantesca.

–Felipe: Eso implica que tú vas a tener que hacer otras cosas adicionales que no son solo económicas, que incluyen las institucionales. Pero vamos a seguir con esta línea gruesa primero.

Entonces, haces un ajuste fiscal, donde no tienes que bajar el gasto adicionalmente, no tienes que subir los impuestos, pues esto que está pasando en Venezuela es algo absolutamente inaudito, en ninguna parte del mundo ocurre esto, ni en toda la historia del Universo, ni en otros planetas que existan que haya vida extraterrestre, ahí tampoco va a pasar esto. Este no es un ajuste neoliberal porque lo que vas a hacer es dejar de regalarle a estos riquísimos corruptos que conforman un cartel de mafias dentro del gobierno. ¿Por qué son un cartel?, porque un cartel es una asociación de oligopolios que se convierten en un monopolio para tener más poder, porque como oligopolio se tienen que pelear y terminan ganando menos. Si ellos se asocian y no pelean entre sí, terminan ganando más. Y en estos carteles hay una mafia jefe, así como en las mafias de Al Capone, hay una mafia jefe o militar que tiene que ver con la asociación rentismo y militarismo.

Entonces tú le vas a quitar la plata a todas esas mafias que viven del contrabando de gasolina, de los dólares baratos y de la distribución de alimentos. El contrabando de gasolina es más rentable que el negocio de la droga, ¿sabes lo que significa eso? Eso es hablar en palabras mayores. Cosas inauditas pasan aquí en este país. El dejar de regalar es dejar de regalar también por la vía de las importaciones, y a los que les caen las migajas, les vas a dar mucho más con esto que proponemos. Es tan absurda la cosa que sobra para todo el mundo.

–Beatriz: Estas hablando entonces de sincerar los costos de cuatro elementos principales que son la gasolina, la electricidad, el agua y la telefonía, al mismo tiempo, toda la ciudadanía recibiría 25 dólares mensuales, ¿eso es lo que estás planteando?

–Felipe: Sí, por un año mínimo, se habla en principio de este ajuste. Es la renta básica universal. Paradójicamente, la derecha está más de acuerdo con esto. ¿Por qué debe ser para todos?, porque primero, la mayoría de los venezolanos somos pobres ahorita. El 80% de la población es pobre en este momento. Entonces tú le das a la ciudadanía un ingreso real que no es que se los vas a dar en dólares sino que se calcula en dólares para que no se deprecie, porque por ejemplo, si hay una devaluación, la gente sigue ganando lo mismo y se aumenta la cantidad de bolívares si hay devaluación. Y siempre teniendo en cuenta el tipo de cambio unificado que ahora estaría alrededor de 1.000 bolívares.

Segundo, que si tú empiezas a decir a estos sí y a estos no, ese aparataje dura meses en armarse y eso aumentaría la corrupción. En cambio, si lo haces de un solo trancazo vas a eliminar la corrupción y eliminas el reparto, porque esto tiene que ser de inmediato.

–Beatriz: ¿Esos 25 dólares de donde saldrían en este preciso momento?

–Felipe: Eso sale del ingreso fiscal que tiene el gobierno en este momento que como te digo se lo está regalando a los corruptos. Por ejemplo, el gobierno no regala más dólares y esos dólares, que los tiene PDVSA, no el Banco Central, se los vende al BCV al dólar de equilibrio y el BCV a su vez le ingresa muchos bolívares al gobierno. Y esto es lo que el gobierno va a darle a cada venezolano, sincerando el costo de los principales servicios y dejando de regalar las cosas. Entonces la que va a comprar los bienes es la gente y no el gobierno. Es bueno que nos demos cuenta de que en realidad sí que hubo un ajuste “neoliberal” en todo esto: la contracción brutal del gasto en términos reales afectó a la población de bajos recursos, que no vio indexados sus ingresos ante el aumento de la inflación. El ajuste neoliberal, pues, lo hizo el gobierno. El resto del ajuste necesario no lo es. Es re-distributivo, y estabiliza la economía y lo social a la vez.

–Roland: ¿Y la política de precios?

 –Felipe: Vas a liberar precios.

–Roland: Pero ¿cómo es la liberación de precios?

–Felipe: Ya el gobierno liberó los precios, realmente, en una cuantía muy importante.

–Roland: ¿Y la especulación?, porque si tú compras un bien que importas al dólar DIPRO (dólar protegido 1 $ x 10 Bs) o al de DICOM (tasa flotante, que a la fecha está sobre los 670 Bs por dólar), y después vendes el bien al dólar paralelo, que llegó recientemente a más de 4.000 bolívares, eso es especulación Felipe.

–Felipe: Si tú te focalizas ahí vas a terminar haciendo un diagnóstico equivocado. La liberación de precios ya ocurrió, en gran medida.

Una cosa que tengo que explicarles aquí, es que un programa de estabilización adecuado va más allá de lo fiscal. Estoy hablando nada más de lo fiscal ahorita, pero tienes que incluir lo fiscal, lo monetario, lo cambiario, lo político, lo institucional, y lo del rentismo, que es aparte. Habría que explicar con detenimiento cada una de las áreas de la economía. Porque solo estamos hablando ahora de la brecha fiscal, pero hay que ver la otra cara de la moneda: la tremenda brecha fiscal mencionada se ha venido monetizado, ¿qué quiere decir esto?, que todos esos repartos que le estás haciendo a los corruptos, ricos y poderosos, vienen de un impuesto que tú le has cobrado a los pobres y a la clase media. Porque ¿cómo ha cerrado el gobierno la brecha fiscal de hecho? Tenías tus gastos y tus ingresos tributarios. Normalmente tú para cerrar la brecha o bajas los gastos o subes los impuestos, pero el gobierno no ha hecho ninguna de las dos cosas, sino que ha emitido dinero, usando la maquinita de hacer dinero, y a eso se le llama “monetizar el déficit”. Y ese dinero, cuando el gobierno emite los billetes y le paga a alguien, por ejemplo a cambio de trabajo o de insumos, pagas con billetes que no valen, es decir estás metiendo en la economía papeles que no valen. Y aquí está la raíz de la inflación que hemos tenido, cuando se compran con una masa monetaria mayor los mismos bienes, y no se aumenta el proceso la producción.

Entonces se genera un impuesto inflacionario. El gobierno subió los impuestos en realidad, como vemos, para cerrar la brecha mencionada, pero los impuestos lo pagaron los pobres y la clase media para que el gobierno le siga transfiriendo ingresos fiscales potenciales a los corruptos, o sea el financiamiento de los corruptos lo realizan los pobres y la clase media, porque hay una transferencia de recursos de los que están peor a los que están mejor, y ese es el gobierno de “izquierda” que tenemos, y en vez de ser un gobierno de “izquierda” que transfiere de los ricos a los pobres, es un gobierno que transfiere de los pobres y de la clase media a los corruptos. Entonces este es un gobierno inusualísimamente de derecha, este es Robin Hood al revés: le quita a los pobres para darle a los ricos. Lo que se traduce en que su trabajo vale mucho menos, su riqueza vale mucho menos, porque esto el gobierno se lo ha transferido a los corruptos. Este es el gobierno que tenemos. Entonces cualquiera de estos grupos que venga, Voluntad Popular, el de María Corina Machado, Alianza Bravo Pueblo, van a estar a la izquierda de este gobierno, porque van a hacer esto que les estoy diciendo, así que cuando Marea Socialista dice que estos son de derecha, yo les digo: de derecha es este gobierno. Eso es de centro, lo que viene (o los que tendría que venir).

II: La corrida contra el país y las causales de la hiperinflación

–Felipe: Vamos como en la quinta parte de lo que hay que decir. Pero ahora vamos a hablar del mercado. Voy a hablar ahora del tema del dólar, porque fíjate que la base de la moneda en realidad es la confianza, pero con la suspensión del uso del billete de Bs 100, hubo un fenómeno particular. Antes de eso se había producido lo que se denomina una corrida contra la moneda local, una corrida contra el bolívar. Les voy a explicar en términos económicos qué significa eso.

¿Qué es una corrida bancaria?, que la gente se pone nerviosa y todo el mundo va a la taquilla del banco a sacar su plata. ¿Qué es lo que está pasando?, que el banco nunca tiene suficientes bolívares para cubrir el total de depósitos que tiene. Los bancos tienen una cuenta T: de un lado están los depósitos que tiene el banco –esos son los pasivos del banco que son los activos de uno–, y del otro lado están el capital, las reservas y los créditos que ha otorgado. Esos son los activos para el banco. A cambio de esos activos están los pasivos. Cuando la gente se pone nerviosa, quiere sacar sus depósitos, y solo un 15%, digamos, de esos depósitos, tiene contrapartida en reservas. Entonces el banco no tiene suficientes bolívares para darles a los depositarios y cierra la taquilla. Esto es como un control de cambio y genera una cola –porque entonces raciona las pocas reservas que tiene–, y un corralito, que no es en nuestro caso contra la banca sino contra todo el país.

En realidad la base del dinero bancario no es la reserva sino los créditos que son mucho más grandes que las reservas. Claro, y si el banco va a quebrar, tiene que dar su capital a los depositantes, pero eso es otra cosa. Y curiosamente yo hice una propuesta de tesis de grado sobre esto (no tuvo éxito en el momento, pero resultó ser cierta). Mi tesis era que la base del dinero no es la reserva sino el crédito. ¿Por qué?, porque el dinero tiene valor cuando la gente tiene confianza en la solvencia del banco, por lo tanto, tiene confianza en que esos créditos son buenos, esa plata que el banco ha prestado se ha invertido en cosas que van a ser productivas, se va a poder pagar al banco de vuelta y el banco va a poder devolver a los depositantes sus intereses. Pero también otra cosa que habría que decir que esto es en teoría, porque también la banca venezolana es muy corrupta, es monopólica, es más, en un estudio que hicimos Francisco Rodríguez y yo descubrimos que la banca venezolana, por lo menos en esa época, era de las que tenía las más altas tasas de ganancia del mundo. Y esta es la banca que capturó a Chávez. Chávez fue el vehículo de la captura de la banca a través de algunos operadores políticos.

crisisbancariaCrisis bancaria venezolana de finales del siglo XX (1994). Foto captura El Reventón III

–Roland: ¿En qué sentido son más corruptas que otras bancas?

–Felipe: La banca tiene la gran tentación de prestarse a sí misma, así como el gobierno tiene la tentación de emitir billetes para prestarse a sí mismo. La banca privada se da créditos y crean una contra-partida falsa, porque no es que van a ser productivos, sino que se roban esa plata. En la pasada crisis bancaria venezolana, se robaron (podríamos decir) 20 puntos del P.I.B. Entonces aquí, cuando fuimos a gobernar con Tobías Nóbrega, no sucedió lo que tenía que suceder, es decir que el BCV tuviera autonomía, evitando que el gobierno lo usara para autofinanciarse de esta manera en que lo ha hecho, que es creando dinero sin base. La banca, si no tiene una regulación, empieza a prestarse a sí misma. Entonces cuando habíamos llegado a un acuerdo con Maximir Álvarez (excelente funcionario del BCV), para evitar la no-regulación de la banca, fue a partir de los dos criterios bolivarianos: “moral y luces”. Pero Tobías nombró a un miembro de la banca como el superintendente de la banca. Eso es poner a zamuro a cuidar carne, eso es como poner a alguien del gobierno en el BCV, quitándole su autonomía, y permitiendo que el gobierno se preste a sí mismo.

Así, pues, la base del dinero es el crédito, la fianza, de hecho al dinero se le llama “fiat money” que significa dinero de fe o fiduciario. Más del 90% del dinero del mundo es dinero de fe. Eso no tiene tanto que ver con las reservas. Por eso es que a nivel mundial hay tantas crisis, porque no hay control bancario. El sistema financiero mundial es lo más corrupto que te puedes imaginar, en el sentido en que se prestan a sí mismos y terminan quitándole la plata al trabajador. Así como el gobierno termina quitándole la riqueza a los trabajadores, los bancos también le quitan la riqueza a los trabajadores.

Este ejemplo bancario también tiene que ver con la situación del bolívar y de los dólares. Así como hay una corrida contra un banco tú puedes tener una corrida contra el país, contra la moneda del país que en este caso es el bolívar. Entonces la gente empieza a retirar dólares de las reservas, en este caso internacionales, del que los tiene, el BVC. Pero esos dólares no son suficientes para todos los bolívares en circulación, como en el caso de la relación entre depósitos y reservas de bolívares en un banco. Entonces claro, se cierra la taquilla y hay un control de cambio, donde no se le da a todo el mundo sino a los primeros, o en el caso de este tiempo, a los corruptos, a los boliburgueses y a los que el gobierno quiera favorecer. El gobierno empezó a usar ese cierre de taquilla de manera política, y no de manera económica.

Hablemos de las causales de los procesos hiperinflacionarios. De las cuatro causales, ya he descrito dos: 1. Déficit fiscal endémico, 2. Monetarización del déficit, que es empezar a imprimir dinero sin respaldo, como locos, hecho que se había frenado un poco en la primera mitad del año, pero luego, se emitió una cantidad de dinero tremenda y eso explica la inflación y la devaluación abrupta antes de la suspensión del billete de 100 bolívares, que son dos caras de la misma moneda.

El tercer síntoma es 3. La disminución de la demanda real de dinero. Esto quiere decir que los precios suben a una tasa superior de lo que crece la emisión de dinero.

 –Roland: Ya va, un momento, en ningún país del mundo, la tasa de cambio, así sea especulativa, así sea al dólar negro, se da fuera del país, entonces de repente los economistas empezaron a jugarle el juego a un conjunto de intereses subyacentes alrededor de las mafias que se movían en Cúcuta, que se convirtió en el centro del cálculo de la divisa venezolana, y de esa manera, fuera del país, es donde se calcula el valor del bolívar, en un mercado negro.

–Felipe: No, yo voy a explicarles eso. Eso tiene que ver con el mercado paralelo. Eso no tiene nada que ver con los economistas. Son cosas muy sencillas. Pero voy a terminar de explicar lo de las causales para volver a eso.

Íbamos por la tercera causal que tiene que ver con un proceso de despegue con todos los hierros del proceso hiperinflacionario más la corrida misma. La tercera entonces es “la disminución de la demanda real de dinero”, que es cuando la tasa de crecimiento de los precios es mayor a la tasa de incremento monetario. Es otra manera de decir que la demanda real de dinero baja porque la gente no quiere el dinero sino los bienes, y ahí es cuando tú ves la simetría del valor interno y externo de la moneda, porque la gente quiere conservar su riqueza, expresada en el valor de su trabajo y sus ahorros. Sus bienes de capital, si es que tiene. Y ¿cómo lo hace? Tiene dos alternativas: compra bienes o compra dólares en momentos en que los bolívares pierden valor.

Entonces cuando compra bienes, sube aún más el precio de los bienes, porque los compra con bolívares devaluados, y es cuando la gente quiere deshacerse cuanto antes de esos billetes, de ese papel moneda que crea el gobierno. Por eso, claro, a cambio de esos bolívares que no valen nada, la gente pide más por esos bienes que ellos venden, y en eso consiste la inflación y en eso también consiste la devaluación porque la misma gente quiere obtener bienes, pero también, reservas de valor, que son los dólares, y es cuando la gente quiere comprar más y más dólares a cambio de esos billetes. Entonces el dólar sube de precio, se devalúa, y es cuando los valores interno y externo están muy relacionados por eso. La gente no solamente compra los bienes sino que almacena. Como el dinero ha perdido su función de reserva de valor entonces empieza a almacenar bienes y dólares. El gobierno dice que la gente empieza a comprar sin necesidad y eso es falso, la gente compra para preservar el valor de su trabajo.

–Beatriz: Bueno, la gente también le otorga valor a determinados bienes porque son valores que se imponen por todo el mundo, y entonces lo que para unos tiene valor, quizá para otros no, y esto quizá entraría dentro de otro tipo de explicación en lo que cabría hablar del fenómeno del consumismo. Pero en todo caso, ahora vamos a seguir en esto que estás explicando como las causales de la hiperinflación…

–Felipe: Sí, los empresarios también acumulan cosas en esta misma lógica. Y no en todos los casos se trata de especuladores, sino que están metidos dentro de la misma lógica del proceso hiperinflacionario. El gobierno ha tratado de culpar a los empresarios de aumentar los precios, y el que ha forzado a aumentar los precios es el gobierno con la emisión de dinero. Que unos especulen más que otros, son cosas coyunturales en un entorno volátil como este. En un mercado que funciona tú no tienes que regular precios de industrias no-monopólicas. Más bien la competencia es una cosa muy buena para el consumidor. Tú tienes que regular los precios de los monopolios, eso sí, de los otros bienes no.

La cuarta causa es 4. La indexación frecuente de los salarios. Este año ya van cuatro veces que se ha aumentado el salario y no una vez al año. Cuando aumenta la frecuencia de los aumentos salariales, se te dispara la hiperinflación, y tiene que ver también con que el poder de la tributación, de los impuestos fiscales, empieza a tener menos valor, y ahí es cuando el gobierno tiene que imprimir dinero cada vez más y más cuando suben los salarios, el dinero tampoco alcanza. Este espiral se traduce en hiperinflación.

desfalcocadiviFuente: Aporrea

Este gobierno ha generado condiciones para que se contraiga la economía con precios del petróleo y producción petrolera bajos, porque el incremento de precios no significa mucho ya que se está dando en un contexto de disminución de la producción petrolera. En términos de la confianza que tiene que tener la gente en el país para darle valor al bolívar, esa confianza se ha deteriorado abruptamente. La solvencia del país –que es lo que sostiene el valor de la moneda– se ha ido para abajo. No hay solvencia fiscal, no hay solvencia productiva, no hay solvencia institucional,  y la gente no tiene confianza y como no tiene confianza en el país, el bolívar pierde valor. Entonces se ha producido una corrida contra el bolívar y eso es lo que ha explicado el tremendo incremento de precios del dólar, una corrida, pues, como la descrita para los bancos.

¿Que el bolívar se transe en Cúcuta?, lo que pasa es que si tú tienes un mercado transparente, en cualquier parte se transan esos bienes y en cualquier lado te cotizan el precio, pero como el único sitio en que lo ves es en Cúcuta, se convierte en una referencia importantísima. Y no es porque se transe afuera, sino porque no permites que se transe adentro. No tiene nada que ver con que es afuera o adentro, sino con el lugar donde libremente se transa. Y esa es una referencia del precio que se transa aquí porque aparte es un aproximado, no es exacto. De hecho el precio que está aquí es mayor que el que está en Cúcuta, así que no se puede decir que el precio de Cúcuta es especulativo. No es especulativo sino que refleja el pánico de no querer los bolívares. El gobierno dice que el culpable es “DolarToday”, nada que ver.

–Roland: Ajá Felipe, ¿y esta parte, pongamos, de cualquier monopolio de distribución de repuestos, que esté importando baterías a los dólares que da el Estado, y tú terminas comprando las baterías al precio de lo que fluctúe el dólar paralelo, entonces eso no es una especulación?, porque estás haciendo una explicación que no tiene actitudes especulativas.

–Felipe: No.

–Beatriz: ¿Qué sería especular en este contexto?

–Felipe: El culpable de que estos monopolios existan es el gobierno, es la política de hecho del gobierno.

–Roland: ¿Hay guerra económica o no hay guerra económica?

–Felipe: No. Cero de guerra económica. El que está haciendo guerra económica contra el país, es el gobierno, y estos monopolios son beneficiarios de la guerra que el gobierno tiene contra los pobres. Y los que reciben los dólares del gobierno y especulan con ellos, es decir los reciben barato y venden caro, ellos también son beneficiarios de la guerra económica que el gobierno tiene contra la población.

–Roland: ¿Los monopolios no tienen ninguna culpa?

–Felipe: Eso es como culpar al zamuro de que se coma la carne. Los monopolios no van a ser altruistas jamás. Por eso es que eso sí tiene que ser regulado.

–Roland: Bueno, porque yo culpo al zamuro de ser zamuro…

–Beatriz: Con respecto a esto último que plantean, lo que has estado explicando Felipe como lo que viene pasando aquí, no es algo totalmente nuevo, en la medida en que son fenómenos que han sido definidos o descritos desde la economía en otros contextos también, mientras Roland pone en cuestión que el zamuro sea zamuro, tú lo explicas, en este caso, como una consecuencia directa del mal diseño o de la mala política económica en el sentido de que lo que hace el gobierno a través de su política es repotenciar el comportamiento egoísta del ser humano.

–Felipe: Sí, y porque de esto se deriva también que tenemos un entorno absolutamente descontrolado, y porque además esos monopolios no tendrían por qué existir, porque si tú hubieras hecho otra política económica, ahí hubiera competencia leal. Nadie va a comprar una cosa carísima si la consigue en otro lugar mucho más barata. El gobierno podría propiciar que los egoístas compitan entre sí y sale ganando la población. Pero si los convierte en monopolios de facto, la población pierde, y ellos se llenan. De hecho, los episodios de control abrupto son muy mediáticos, como en el caso del “Dakazo”. En la práctica, los reguladores reciben una parte importante para que normalmente se queden callados. Los incentivos al “arbitraje” son tan grandes que el control de precios no es efectivo.

dakaso8 de noviembre de 2013, un episodio del llamado “Dakaso”

–Beatriz: Y ¿cómo queda en todo esto el salario?, porque el salario nunca ha alcanzado ni en una buena ni en una mala economía. ¿Cuál es el origen en este contexto de que tanto el trabajo y la producción como el salario estén por el piso? ¿Es el modelo Giordani? Esto si ya terminaste de explicar todas las causales del modelo hiperinflacionario.

–Felipe: Sí, porque yo estaba tratando de contrastar esta política económica con la de un gobierno que vendría posteriormente. Por eso estaba analizando específicamente el tema inflacionario, el tema de la devaluación y la corrida contra el bolívar. Y esto no es la consecuencia de la especulación sino de la falta de confianza en la fuerza del bolívar. Y esto tiene una consecuencia en el comportamiento que es la de no confiar en la solvencia del país. El país es totalmente insolvente, y esto es lo que explica los distintos comportamientos, incluyendo el precio del dólar. Entonces si tú generas confianza basada en la solvencia, la gente se colocaría de manera voluntaria en bolívares. Tú no correrías a lo loco a comprar bienes y dólares. Entonces en un gobierno en donde se controla la solvencia fiscal, tú no tendrías que imprimir dinero para cerrar la brecha. Por lo tanto, la inflación la paras en seco, de un solo trancazo. Y la devaluación la paras en seco de un solo trancazo con un solo precio para el dólar. La gente lo compra en su banco o lo vende.

El incidente de los billetes de 100 bolívares (dic/2016)

Voy a aprovechar aquí a dar una breve explicación de lo que pasó luego del incidente de los billetes de 100 bolívares. Recuerda que se frenó el alza abrupta del precio del dólar, y se revirtió en muy poco tiempo. Hay gente que no ve lógica económica en esto. Y lo que pasa es que se contrajo abruptamente, en la práctica, la oferta de bolívares. No había bolívares para comprar dólares. Por lo tanto su demanda bajó, y su precio bajó como consecuencia. Se paró la corrida como consecuencia de esta medida, aunque el objetivo no era ese, según había declarado el gobierno, como veremos. De hecho, mucha gente, incluso de bajos recursos, empezó a usar el dólar como medio de cambio. Hay alguna gente de bajos ingresos que ahorra en dólares en efectivo. En circunstancias en que no se podía usar bolívares, y no estando bancarizados, empezaron a usar dólares. Eso explica una parte en el mismo sentido. Pero es como si en el caso de la corrida bancaria, de repente hay un decreto que dice que no puedes usar tus depósitos para cambiar bolívares en el banco. Entonces se para la demanda de bolívares. Y su precio con respecto al del pánico, baja. Hay una explicación racional, pues.

Pero el gobierno dio explicaciones completamente irracionales, e irreales para lo que pasó, tratando de justificar lo injustificable. Eso de que en Colombia se estaban almacenando bolívares especulativamente no tiene razón de ser. Al contrario. En un un período de pánico, de corrida, no tiene sentido almacenar bolívares, sino deshacerse de ellos. Es claro que los cambistas de Cúcuta conservaban una existencia determinada de bolívares, en su denominación de más valor, está claro, para sus operaciones normales del negocio. A Maduro le hicieron creer que eso era cierto. Y cometió uno de los errores más crasos de su gobierno, haciendo perder el valor del medio de cambio de la gente, sobre todo de la pobre, la no bancarizada, que pasó muchísimo trabajo con esto. El impacto político va a ser muy malo para Maduro como consecuencia de su falta de planificación para el cambio de cono monetario, y no me cabe duda de que una vez que vengan los nuevos billetes, la inflación, y la devaluación en el mercado paralelo, van a repuntar de nuevo. Van a volver a sus niveles (normales), de corrida y de retoma del camino hiperinflacionario.

captura-de-pantalla-2017-01-02-a-las-21-49-17Explotación petrolera en el estado Zulia. Foto captura “Nuestro petróleo y otros cuentos”

III: Los síntomas del rentismo petrolero y cómo corregirlos

–Roland: Pero ese dólar va a tender a devaluarse como ha pasado de 1983 para acá, porque el gobierno pone los dólares y la política de los capitales va a continuar. Me refiero a las devaluaciones tradicionales que hemos conocido, las de las IV República.

–Felipe: En la IV también se cometieron cientos de errores en política económica. Y esto tiene que ver con el rentismo petrolero. No solamente tenían que corregir la política económica a corto plazo sino también corregir el rentismo petrolero, permitir que la economía se vaya al piso 20, y no a la planta baja desde el sótano 8. Por eso tú también tienes que resolver el problema del rentismo petrolero. Entonces para terminar de hablar de la reforma económica que para en seco tanto la inflación como la devaluación, les hablé de la necesidad de rescatar la solvencia fiscal y la confianza en el país. Pero realmente tú no vas a recuperar el aparato productivo, si no eliminas el rentismo petrolero, hablemos de eso ahorita.

El rentismo petrolero es una maldición, una enfermedad, pero que no es eterna, tiene su cura. Les voy a decir los síntomas, son tres: 1. Enfermedad holandesa: uno no produce casi nada sino que lo importa casi todo, 2. Inestabilidad macroeconómica y 3. Los cazadores de renta. En este tercer síntoma está toda esta gente que les conté que capturan al gobierno, al Estado y al país.

–Roland: ¿Quiénes son?, los monopolios, las corporaciones, los bancos…

–Beatriz: Todos los que reciben dólares baratos…

–Felipe: Sí, es toda una red. Pero voy a especificar el fenómeno que tiene que ver con los cazadores de renta, con la corrupción pública y privada. Son los cazadores de renta que se ubican dentro del Estado y capturan la renta para ellos mismos y para el sector privado relacionado con eso. Son empresarios sanguijuelas, la burguesía parasitaria –ese término es apropiado en este caso–, pues parasitan de la renta petrolera del Estado. Tanto la corrupción pública y privada, como la centralización territorial facilitan esta captura. Si hay descentralización tienen que compartir la renta con el resto del territorio y esto no les gusta. Les gusta tenerlo todo centralizado y todo controlado. Centralización institucional: no les gusta que haya otras instituciones independientes, porque entonces no controlan toda la renta ellos y no tienen todo el poder. No les interesa tener poderes independientes ni mecanismos de control de gestión.

loscazadoresderenta“Los cazadores de renta de ayer y hoy”. Imagen: Beatriz Pantin

Los países que padecen la maldición tienen también poca democracia. Esta enfermedad en realidad no es solamente venezolana. En todos los países cuando aparece esta enfermedad hay los mismos síntomas. Estos países tienen poca democracia porque la democracia es un mecanismo de control de gestión. Si el gobierno vive de los impuestos, la gente que los paga quiere saber para qué se van a destinar estos impuestos, o si este tipo se corrompió, bueno, vamos a elegir a otro distinto. Nosotros proponíamos, cuando estuvimos en el gobierno, incluso una descentralización a nivel local, comunitario, que allí es donde está el mayor control.

–Roland: El gobierno acabó con los Consejos Locales de Planificación. Acabó con todo el sistema que estábamos creando de planificación participativa, y esto sí entraba directamente en el control de todos los presupuestos.

–Felipe: Así es. Entonces son pocos democráticos estos países y tienen una característica esencial que son muy militaristas, porque los militares se transforman de agentes de seguridad nacional en agentes de seguridad de los buscadores de renta. Reciben y son como perros guardianes, pero además se transformaron en los líderes del cartel de mafias. Y esto viene de la IV República, de antes y de ahora, cuando se está gestando la VI República incluso esas corporaciones caza-renta ya están tratando de dominar la Asamblea Nacional y tienen sus facciones parlamentarias de los cazadores de renta. Y esto para cambiarlo no va a ser fácil.

Veamos los otros síntomas, ¿por qué se da la enfermedad holandesa?, tiene que ver con lo del salario, porque como esta renta es extra, es una renta que no has generado, entonces con esos dólares que entran al país compran bolívares, y esto hace que se sobrevalúe el bolívar. Entonces el bolívar tiene mucho valor de compra afuera y se importan cosas. Por eso, en vez de comprar cosas aquí, compran cosas fuera, que son los bienes transables de la agricultura y la industria. Por lo tanto, es más fácil comprarlos afuera que comprarlos aquí. Se subdesarrolla la industria nacional y en consecuencia la capacidad de generar trabajo y salario real basado en la productividad interna, y los trabajadores tienen que ver con empresas que son no transables que significa por ejemplo que tú no puedes construir un edificio y exportarlo o importarlo. Los bienes comerciables tienen que ser transportados. Y hay unos que están casados con el lugar, esto es bienes transables y no transables. Si alguien viene a comprar caraotas aquí, si tiene dólares o euros tiene que comprar bolívares, y eso bolívares son caros por lo tanto las caraotas le salen caras y por eso las compra en otro lugar.

La sobrevaluación del bolívar impide que tú te desarrolles internamente e impide que tú exportes. Por esto viene la enfermedad holandesa que ocurrió antes que en Holanda, pero se llamó así por la literatura económica. ¿Qué hizo Chávez con el control de cambio? Si tuviéramos  un régimen cambiario de mercado, tendríamos la enfermedad holandesa, pero si tienes el control de cambio, como con Chávez y Maduro, sobrevalúo la moneda más de lo que el mercado la hubiera sobrevalorado. Así que la enfermedad se llevó a un nivel de terapia intensiva. Entonces en vez de darle un remedio para curarla le doy un remedio para empeorar la enfermedad, es decir sobrevalúo más la moneda y es más barato todavía importar que antes.

Entonces se agravó la enfermedad holandesa, se subdesarrolló a los sectores internos, se divorció aún más el salario real venezolano del salario real de otros países porque derivó en un desarrollo menor de la industria nacional, de la agricultura nacional. El salario real venezolano no repuntó. De manera que hasta se convirtió en un chiste hablar del salario, del valor del trabajo real, porque, digamos, que es un mercado de valor artificial, muy deficiente y muy enfermizo. Entonces la enfermedad la empeoraron Chávez y Maduro con el control de cambio de manera dramática, eso te lo dicen las cifras.

–Roland: Ese es el modelo Giordani.

–Beatriz: Y esto que están diciendo ahorita, ¿eso se sabía en ese momento que iba a pasar?

–Roland/Felipe: Claro.

–Beatriz: ¿Cómo reaccionaron ellos? ¿Qué era lo que ellos pensaban que iba a pasar?

–Felipe: Sí, antes de llegar allí, vamos a decir primero qué es el rentismo petrolero y cómo se corrige y por qué Giordani lo empeoró. Te voy a hablar de una vez de la solución del primer síntoma. De hecho no solamente ocurrió en Venezuela esa enfermedad, sino que fue un venezolano quien inventó la cura de esa enfermedad.

perezalfonsoJuan Pablo Pérez Alfonso, en el momento de la política de “no más concesiones”. Foto captura “El Reventón III”

–Beatriz: Pérez Alfonso.

–Felipe: Sí, Pérez Alfonso. Y la cura es la siguiente: que se cree un fondo petrolero, tipo Noruega. En Noruega lo aplicaron. Entonces ese fondo implica que esos dólares, se queden afuera, no entran al país.

–Roland: ¿Tú sabes quiénes aplicaron eso también? Antes que Noruega fue la Unión Soviética, porque cuando subieron los precios petroleros –porque Rusia era y sigue siendo el primer exportador de petróleo–, lo cierto es que la Unión Soviética puso un fondo afuera y no dejó entrar esos dólares. No los convirtió en rubros. En los años 1970, cuando subieron los precios del petróleo.

–Felipe: Claro. Así, si los dólares no entran, no compran bolívares, y si no compran bolívares, no se sobrevalúan. Por lo tanto, tú puedes producir adentro y puedes exportar como lo hace Noruega, que es un país muy petrolero, y sin embargo tiene un desarrollo productivo tremendo de transables, para consumo interno y para exportación. Con esto, corriges el primer síntoma de un solo trancazo. Esos dólares se quedan en el fondo y los inviertes en inversión productiva y financiera, entonces después les digo cómo beneficia esto a los venezolanos. (Al final lo explico brevemente porque esto ya es un fondo de pensiones para los venezolanos que cuando se jubilan tienen un ahorro disponible en dólares). Y con esto ya el problema del valor real del salario no tendría problema como aquí en Venezuela. Claro el tema de la explotación sigue estando ahí y el tema político sigue estando ahí. Pero estos son temas que por ejemplo los países escandinavos los han resuelto, porque son Estados muy redistributivos por la vía de los impuestos.

Ahí hay mucha justicia social, que minimiza la explotación del trabajo, y el mercado es un mecanismo de intercambio, no de explotación. Volviendo al segundo síntoma, el de la inestabilidad macroeconómica, los países que tienen esta enfermedad sufren de esto porque los precios del crudo son muy volátiles: el cobre, el diamante, el oro, el petróleo son bienes de valor exógeno muy volátil. Cuando los precios están altos, el ingreso es alto, pero cuando los  precios están bajos, el ingreso es bajo. Se generan políticas pro cíclicas, pues con ingresos altos, se dan gastos altos con un boom económico, y viceversa con gastos bajos, cuando se dan contracciones. Y en circunstancias como estas tú no tienes una macroeconomía estable, es muy volátil, muy inestable. El mismo fondo corrige este problema, ¿por qué?, porque los shocks lo experimenta el fondo; no pasan a la economía, y se transforma en un colchón, y si los precios están altos, bueno, tuvo muchos ingresos el fondo. Pero como el fondo es un stock, las fluctuaciones de flujos no lo perturban mucho, porque los flujos son una facción del stock. De manera que su economía es muy estable, por ejemplo la de Noruega, porque los fondos tienen un efecto invernadero de la economía interna. Y con estabilidad macroeconómica se dan naturalmente las inversiones privadas de largo plazo.

El tercer síntoma también lo resuelve el fondo, ¿por qué?, porque la renta se queda en el fondo y no pasa a la economía: si no hay carne, no hay zamuros. Por otro lado, una cosa son los ingresos del fondo y otra cosa son las ganancias. Las tasas de ganancia del fondo se le pueden repartir a los venezolanos, que pueden decidir si dejarlos en el fondo como un ahorro o utilizarlos para ingresos y gastos. Y fíjate que el tercer síntoma se corrige porque estos cazadores de renta no van a tener renta. Por eso es que a mí no me gusta lo que ha dicho hasta ahora Marea Socialista (espero que cambien esto) porque en eso son muy estalinistas –el control del Estado y todo eso–, pero además ellos dicen que el problema de la corrupción se resuelve quitando a los malos y poniendo a los buenos.

Nosotros sabemos en economía que si tú tienes incentivos muy perversos, ahí hasta los más honestos van a ser muy tentados, entonces lo mejor es en vez de permitir la tentación, evitar que ocurra, amarrarse al mástil para no oír los cantos de sirena. No es cuestión tampoco de que venga la oposición a gobernar y entonces no va a haber corrupción. Ellos tampoco son “los buenos”. Creo que si la oposición estuviera gobernando con el boom petrolero que hubo, la corrupción hubiera sido igual o peor. Este no es un asunto de colores políticos, el de los cazadores de renta, ni de ideologías, esto un asunto de diseño institucional. Eso es lo que tiene que ver con rentismo y cómo corregirlo.

V: El estalinismo de Estado, el rentismo petrolero y la guerra política vs. una economía basada en el altruismo y la solidaridad

–Felipe: Cuando yo estaba en el gobierno –estábamos Roland y un equipo–, y cuando vino el paro petrolero, que sí fue una guerra económica, Chávez le había dado la oportunidad al sector privado de trabajar y hacer las cosas con redistribución y controles para el rentismo petrolero, es decir en un Estado de justicia social y regulatorio, y con una democracia participativa, desde abajo, de las comunidades y con una economía productiva, frenando tanto la enfermedad holandesa como la corrupción por diseño, incluyendo los movimientos del software libre, la economía alternativa, un poco para avanzar en ese modelo que es la tercera pata necesaria (además del mercado y el Estado) y que es la economía solidaria, la economía basada en el altruismo o en la solidaridad, y esto tiene que ver mucho en cómo se organizan las empresas y las comunidades. La solidaridad como un valor de supervivencia y productividad tiene también que ver con la tecnología del conocimiento libre que empoderaba a la gente. Pero los cazadores de renta quisieron quitar a Chávez, para evitar que todos estos cambios se pudieran dar. Estos sectores de Fedecámaras y Consecomercio, en ese momento, traicionaron esta propuesta, y a su vez, yo tenía unos enemigos internos en el gobierno que eran Giordani y su grupo. Entonces ellos decían que yo era neoliberal.

Los enemigos de esta economía solidaria eran, por un lado, los externos en ese momento al gobierno, los buscadores de renta de la IV que no querían perder sus prebendas, y a lo interno, el estalinismo.

De manera que cuando dieron el paro petrolero, Chávez me pidió un plan B, por si acaso el plan que habíamos propuesto no funcionaba. Yo no lo hice, pero los que sí le hicieron el plan B fueron Giordani y su equipo. ¿Qué pasó cuando terminó el paro petrolero? Chávez quedó muy enojado. Le había dado una apertura al sector privado y sin embargo quisieron tumbarlo, pero él no distinguió entre la oposición y el empresariado, y el mecanismo rentista. El rentismo había que atacarlo con este remedio que mencionamos, no quitando a unos y poniendo a otros. Chávez se trató de armar su propio empresariado para hacerle la guerra al liderizado por Fedecámaras, y se buscó una oposición complaciente. Y entonces en vez de hacer el cambio de modelo para evitar el rentismo, él cambió a los protagonistas del rentismo y poner a unos rentistas amigables para él, tanto en lo político como en lo económico. Eso formó parte del modelo Giordani.

–Beatriz: Entonces Giordani le trajo un modelo de Estado, en momentos en que Chávez se sentía muy vulnerable…

–Felipe: Sí, el modelo de Giordani tenía tres componentes: 1. Un cuasiestalinismo, porque consistió en fortalecer el corporativismo de Estado, con nacionalizaciones, invasiones, etc., y un Estado como productor, no como regulador, 2. En materia de rentismo, no tocarlo sino empeorarlo y 3. El sistema cambiario como un mecanismo de guerra política, a favor de la gente que quería beneficiar. Todo esto, como vemos, tuvo unas consecuencias nefastas tanto en la economía como en el resto de los ámbitos. Y a esta combinación nefasta, los capturó completamente el rentismo, sobre todo con el boom petrolero. Este es un modelo además también influenciado por Fidel. Los dos mentores son Fidel en lo político y Giordani, –que no es que sea un cerebro, sino que era un implementador de las cosas que se le ocurrían a Fidel y a Chávez–. Había una lucha de los revolucionarios entre comillas que tenía que ver con el estalinismo contra el mercado. Y ya te he dicho que el mercado no tiene que ver necesariamente con injusticia social porque es un mecanismo de intercambio. Fidel identifica mercado con explotación, entonces Chávez comenzó a entenderlo así. Es la izquierda decimonónica. Este modelo en realidad es el modelo de la ignorancia económica, no tenían ni idea de política monetaria, cambiaria, fiscal, institucional, entonces se imaginaban que iba a haber un boom productivo sin empezaban a darle créditos a todos los sectores, sin modificar el entorno macroeconómico.

¿Cómo vas a incentivar tú la industria y la agricultura, teniendo el bolívar sobrevaluado?, entonces empezaron a desarrollar cooperativas sin corregir su entorno macroeconómico que era completamente adverso. Ni siquiera las empresas capitalistas más fuertes resistieron. No es que haya fallado el modelo de cooperativa, el modelo de cooperativa es crucial para el futuro, pero no así, con un bolívar sobrevaluado. Entonces hay un componente de ignorancia tanto teórica como gerencial que impidió atacar los principales problemas que nos venían del pasado. Lo mismo pasa con los motores, que no han movido nada porque las enfermedades centrales no se han corregido, y esto así no fue, como vemos, nada revolucionario.

–Beatriz: Iniciada la guerra política con el mecanismo cambiario…

–Felipe: Sí, y también Chávez se rodeó de aduladores e ignorantes que le decían que él lo sabía todo, y como era muy inteligente, entonces se metía en todo, y como le tenían un poco de miedo, si él veía que el tipo no sabía mucho, lo echaba, y ahí ponía a alguien que lo alababa y le decía que sí a todo. Entonces en vez de ser él el director de la orquesta, era el hombre orquesta. En vez de dejar que cada quien tocara su instrumento, el quería tocarlos todos. Chávez era el ministro de todas las carteras y los ministros eran realmente viceministros. Él tomaba todas las decisiones, se metía hasta en la sopa. Y los que le decíamos que no, eso no le gustaba. Como él tenía esa personalidad, eso fue generando una cantidad de aduladores y de incapaces en el gobierno que le decían que sí a todo.

 

 

3 Comments

  1. Una entrevista que no tiene pérdida. Hay varios puntos a destacar, “empezaron a desarrollar cooperativas sin corregir su entorno macroeconómico”. Sin duda, Chávez se rodeó de mucha personas ancladas en un pensamiento del siglo XIX. Las consecuencias la estamos pagando todos (…)

  2. Excelente la entrevista Felipe, sobre todo por su valor didáctico, pues aclara de modo sencillo, nuestra problemática económica, destaca sus causales fundamentales y precisa responsabilidades políticas. Saludos hermano.

Deja tu comentario