Freiman Páez culpable… ese sí es un verdadero peligro, ese sí es un revolucionario: ¡Métanlo preso!

En la portada Freiman Páez. Fuente: Aporrea

 

Tú te la mereces Freiman… Yo te quiero mucho, de verdad eres una persona intachable, de esos que algunos dicen que son las últimas almas en pena de un sueño gigantesco de liberación, de solidaridad, de reconstrucción nacional, que pasó por nuestro país. En definitiva: unos de esos locos que, en tanto tales, pierden el sentido dentro de una realidad que va de acuerdo con las hegemonías comunicacionales y de poder –los que hablan de revolución–, como el propio Maduro o Merentes, o la de todos estos seres que acusan a los otros por lo que ellos mismos han creado y que son por su lado unos magnates que día a día están peleándose entre sí los últimos negocios que están haciendo con el hambre del pueblo venezolano. Triangulación de importaciones, reparto de los dólares desde 10 por dólar hasta Dicom, arreglos con los banqueros e importadores amigos de las respectivas comisiones, sobreprecios hasta de las agujas que importe cualquier ente de Estado, hasta llegar a este desastre monetario, hijo irracional de todas estas jugadas gansteriles.

Freiman me parece muy bien que estés preso. Yo por mi lado estoy un poco asustado porque de verdad no tengo de dónde chupar y, por otro, no tengo negocios que aportarle a Elías Jaua, Hayman El Troudi o al gobernador Carrizales –entre otros centenares de sátrapas–, y por lo tanto, al no tener billete interesante que aportar, y de pendejo todavía hablo de revolución y de toda esa cuerda de significantes que ellos utilizan que, poco a poco, dentro del pueblo, hasta en el más sano y creyente, todavía podían tener algún sentido, hoy en día empiezan a ser vomitables para millardos de seres que sufren ese lenguaje, y que podrían terminar como tú. Me da miedo entonces ser algo que se parezca a ti o a gente como tú. Por eso, dentro de mis inseguridades y miedos, prefiero que el poder dé la pauta y me tranquilice, te meta preso a ti como debes estar, y ajustados a la ley romana, donde cada ciudadano libre es responsable de sí, aprendas como deberíamos hacer todos nosotros, que la revolución ya es un monopolio mafioso más. Y que tú que te diste el lujo de seguir enarbolándola no solo fuera de esa mafia, sino denunciándola y por otro lado manteniendo esa cosa estúpida que hacen seres como tú, que es estar organizando campesinos, radios comunitarias, grupos culturales que crean en la libertad y la justicia libre, aprendan de una vez por todas a quién pertenece la revolución convertida en una mercancía simbólica más.

Que aprendas a través de estos insólitos hechos como los ocurridos en este país y la manipulación archimafiosa de la moneda, que cuando suceden estas cosas, donde el cuero de la basura gobernante saca de lleno sus alientos fétidos, porque se hace demasiado evidente a la cara de millones, no es el histérico escuálido anticubano, antichavista y anticomunista quien va preso, así tenga veinte fusiles y una granada en mano y treinta saqueos prefigurados, no, quien va preso es el verdadero peligro: el auténtico militante revolucionario que es capaz de prender la candela pero de verdad verdad. Es decir, el que le devuelva a la realidad su sentido, el que pone en claro cual es la auténtica guerra entre pobres y ricos, entre poderosos y expropiados, y saque a flote que no es solo el poder de siempre de las cofradías dominantes quien reinará, sino que hay un poder oculto rebelde que cuando se libera, como todos los días tipos como tú intentan, no hay ni dios que pueda con su fuerza.

Pero no importa, yo soy valiente con un firme sentido de realidad. Con los pies en la tierra, realista así sea dentro de la irracionalidad más profunda como la que acabamos de atravesar, y como tal, sigo frío y pensando que en definitiva uno está solo en el mundo y que las utopías son muy bellas, pero para quienes les atraviesa la existencia hasta que el cuerpo y los años le den, o se hace una existencia individual, precaria y desapoderada, la que uno lleva encima y nadie va a hacer nada porque no sea así. Me termina de parecer fantástico que estés preso, acusado de vandalismo y haber liderizado la quema de bancos y billetes en Guasdualito, siendo agente principal del saboteo imperialista y su agente más eficiente en los llanos venezolanos. Porque el mundo que vivimos es eso, de individualidades apartadas una de la otra, donde cada una tiene que ver consigo mismo sin contar con nadie, así que por el contrario, el resto de la humanidad es nuestro principal enemigo, y así tú también, por más que seas mi amigo y hermano, en el fondo eres mi enemigo, el que me niega enterrar los sueños libertarios de todas y todos los que una vez estúpidamente compartimos.

En definitiva, yo por mi lado, pensando como es este mundo, miedoso porque no tengo nada que aportarle de interesante a estas mafias empoderadas de gobierno y por tanto probable sospechoso, no obstante me lleno de valentía, de suprarealismo, y aplaudo por tu prisión, aplaudo igual el silencio de miles de “militantes revolucionarios” que saben muy bien quién eres, pero que no alzan ni una palabrita aislada por ti, porque entiendo que al fin se llenaron de realismo como yo.

Aplaudo tu prisión porque me aterra ser el espejo de tu ejemplo y terminar como un estúpido e inservible mártir como tú. Nicolás y el CICPC se encargaron milagrosamente de quitarme ese espejo que todavía me perseguía y terminar de reventarlo. Y ¡o maravilloso Mario Silva!, a ti un beso, porque eres tan vendido y sucio, la esponja última de cuanta bufonería estos años chavistas han podido crear, que estuviste a la altura de hacer la acusación que a mí me sirve para justificar en cualquier cervecería mi actitud. Resulta que tu inteligencia sobrenatural descubrió que Freiman era uno de los grandes conspiradores llaneros miembro de Primero Justicia. Claro hombre, esta actitud, de la valentía bufona, es perfecta para justificarlo todo. Según Diosdao y sus supremas fuentes de inteligencia y explicación, todo esto siempre cae en el mismo hueco explicativo: todo lo que sucede contra el orden es una conspiración escuálida, es decir, contra los que desean tomarse lo que este se lleva y se roba todos los días. Perfecto, la detención de Freiman debe seguir el mismo patrón de acuerdo con Mario: ¡es un conspirador de la oposición de “ultraderecha”!, como ellos ahora la nombran. Me limpiaste así la última conciencia culpable que podía tener: sí, Freiman, agente imperialista de Primero Justicia, perfecto que vayas preso.

freiman_listo

¡Ay, qué bien me siento!, diciendo estas cosas que tanta libertad le dan a mi precaria realidad individual y pendeja. Me liberan de todos esos atavismos que estos malditos y auténticos revolucionarios me llenaron por tanto tiempo. Ahora sí lo digo, gracias camarada Nicolás, gracias camarada Diosdao, gracias camarada Mario Silva, gracias maravillosa y salvadora tropa del CICPC: a FREIMAN PÁEZ, EJEMPLO LIBERTARIO Y MILITANTE MÉTANLO BIEN PRESO, ACÚSALO DE TODO, NO LO DEJEN SUELTO NUNCA, QUE DE LO CONTRARIO, SOLO SERES COMO ÉL, SERÍAN CAPACES DE DENUNCIAR Y DESTROZAR NUESTRA MISERABLE REALIDAD. ¡ASÍ ES CARAJO, ASÍ SE HACE, ASÍ ES QUE SE GOBIERNA!…

 

 

Deja tu comentario