Frente a la sentencia 378, impulsemos la unidad cívico-militar

Por el Secretariado del Equipo de Conducción Nacional de las FBL

 

Venezuela, 2 de junio de 2017.

 

 

Las Fuerzas Bolivarianas de LiberaciónFBL- considera que la promesa hecha por el Presidente Maduro en el día de ayer, en el sentido de que propondrá que la nueva Constitución que redacte la Asamblea Nacional Constituyente sea sometida a “Referendo Consultivo”, no resuelve la problemática político jurídica creada por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, a propósito de la sentencia número 378, dictada el 31 de mayo de 2017, toda vez que dicha sentencia representa la consumación total de la usurpación de la Soberanía Popular por parte de la élite burocrática aburguesada que hoy gobierna el país. En tal contexto, una promesa más no es suficiente para restablecer el orden jurídico institucional de la República, especialmente, mientras los efectos jurídicos de tan oprobiosa y antinacional decisión jurisdiccional permanezcan en vigor.

En nuestro último comunicado de fecha 20 de mayo de 2017, titulado: “CON O SIN CONSTITUYENTE, REACTIVEMOS LAS LUCHAS POPULARES” (http://frontal27.com/con-o-sin-constituyente-reactivemos-las-luchas-populares/), sostuvimos que si bien era cierto que la convocatoria presidencial a una Asamblea Nacional Constituyente era inconstitucional, no era menos cierto que las organizaciones populares y revolucionarias, previa evaluación de sus situaciones concretas, podían participar en la misma, habida cuenta de que a pesar de todas las irregularidades, maniobras, obstáculos y violación al orden jurídico constitucional, al final del proceso constituyente el Pueblo Soberano tenía la última palabra, pues, a través del Referendo Constituyente Aprobatorio decidiría sí aprobaba o no la Carta Magna redactada por la Asamblea Nacional Constituyente.

En ocasión a la aludida sentencia la situación ha cambiado completamente, toda vez que los 7 Magistrados de la Sala Constitucional le confieren a la Asamblea Nacional Constituyente carácter de Poder Constituyente Originario, por consiguiente, lo que ella decida no amerita ser sometido a la consideración de la voluntad del Pueblo de Venezuela, en consecuencia, a partir de esta sentencia el Pueblo ya no es el depositario de la Soberanía, ahora la Soberanía reside en las y los Constituyentes que designe la élite aburguesada que gobierna.

Esta deshonrosa sentencia no solo ha cerrado toda posibilidad de participación en la Asamblea Nacional Constituyente, sino que pretende arrebatarle al Pueblo de Venezuela lo que este, con sus heroicas luchas, ha conquistado a lo largo de toda su historia, es decir, su carácter de Soberano. Esta conquista, alcanzó con el Comandante Chávez su mayor nivel de ejercicio democrático, pues ha sido el único Presidente que ha consultado con el pueblo la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente y, luego, la aprobación del nuevo Texto Constitucional.

Este es el legado más trascendente que Chávez le hiciera a Venezuela. En póstumo homenaje a su memoria, en perpetua gratitud a su grandeza como hacedor de Pueblo Soberano, el Pueblo Chavista está en el deber de defender la Soberanía y, en tal contexto, quien no lo haga mancilla su memoria y traiciona su legado.

En suma, con Chávez el Pueblo se hizo Soberano a plenitud, permitir que la burocracia aburguesada se erija como soberana, no solo es una traición a su memoria y legado, sino que representa una flagrante violación a los Valores y Principios consagrados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela aprobada por las amplias mayorías del pueblo venezolano a través del Referendo Constituyente.

Frente a este caótico cuadro situacional que amenaza con su agravamiento, dado que la élite aburguesada gobernante no reconoce límite alguno en sus desesperadas maniobras para mantenerse en el poder, las Fuerzas Bolivarianas de Liberación exhorta a las venezolanas y los venezolanos a alistarse bajo las Banderas de la Patria en aras de la defensa de la Soberanía como potestad intransferible del Pueblo para autodeterminarse y en un todo de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 130 de la Constitución Nacional

En tal perspectiva, consideramos que bajo el mismo espíritu del glorioso 12 de abril de 2002, la tarea más urgente y central que hoy demanda la Patria es la reactivación de la Unidad Cívico Militar, única fuerza social capaz de garantizar el restablecimiento del orden jurídico institucional de la República, en tanto condición necesaria para avanzar en la construcción de la Patria Bolivariana y Socialista.

En este orden de ideas, públicamente proponemos que este próximo 24 de junio, día en que se conmemora la Batalla de Carabobo, simultánea y masivamente ejecutemos todas las medidas y acciones que sean necesarias para defender la Soberanía como sagrado e irrenunciable derecho de la Nación (Art. 1 CRBV) y, en tal sentido, garanticemos el restablecimiento del orden jurídico institucional de la República Bolivariana de Venezuela.

El 24 de junio de 1821, el Ejército Libertador conquistó para el Pueblo de Venezuela el derecho a ser Soberano, pues, con dicho acontecimiento bélico se marcó el inicio de la derrota para siembre de quienes no consideraban al pueblo como depositario de la Soberanía, hoy nos corresponde defenderlo frente a una élite aburguesada que pretende una vez más arrebatarle al pueblo la titularidad de ser el depositario legítimo de la Soberanía.

Que este 24 de junio nadie se quede sin hacer algo en defensa de la Soberanía Popular. Todas y todos a reunirnos, a planificar, a organizar las acciones para este 24 de junio, día en que brillará la aurora Bolivariana y Chavista en defensa de los intereses y defensa de la Nación.

¡Proletarios de todos los Países, Uníos!

¡A Impulsar la Reactivación de las Luchas Populares!

¡A Organizar la Defensa de la Soberanía Popular!

¡Que la Estirpe Bolivariana Brille este 24 de junio de 2017!

¡Venezuela se Respeta!

¡Somos Hijos de Bolívar y Bolívar Vive!

 

 

 

Deja tu comentario