La mina paso diablo ya la abrieron… El viceministro Nelson Hernández miente, o miente el ministro Jorge Arreaza

Fuente de portada: Parque turístico de Pararú, muestra una singular belleza en estas tierras amenazadas por el carbón. Publicado por Aporrea: (VIDEO) Lusbi Portillo advierte sobre desastre ecológico si se llega a desarrollar megaproyecto carbonífero en el Zulia

Por Sociedad Homo et Natura

La mina Paso Diablo ya la abrieron, pronto abrirán la otra que está en el municipio Guajira, luego vendrá el tren, Puerto América y la Carboeléctrica…

 

Mina Paso Diablo

 

El ministro Jorge Arreaza en varias ocasiones ha manifestado públicamente que sólo explotará carbón existente en Mina Norte (274 MM/T) y Paso Diablo (1.141 MM/T). No así el carbón existente en las cuencas del río Socuy (1.618 MM/T) y Cachirí (273 MM/T); con un total de 3.006 MM/T de carbón: 1.139 MM/T a cielo abierto y 1.867 mina subterránea.

Pero el viceministro de Desarrollo Minero Ecológico Nelson Hernández afirma que CARBOZULIA será la primera empresa productora de carbón en LATINOAMÉRICA (Prensa Carbozulia | Miércoles, 07/06/2017 06:38 AM), o sea mayor que Colombia, donde una de sus minas es la mina más grande del mundo a cielo abierto Cerrejón, entonces mirémonos en este espejo de lo que está sucediendo en la Guajira colombiana por culpa de las empresas Glencore, BHP Billiton y Anglo American Coal ante la mirada complaciente de la oligarquía colombiana santanderiana. Esta realidad es lo que quiere el viceministro Hernández para la Guajira venezolana.

Recordemos que el Gobernador Arias y su amigo Soto Luzardo no quieren a Arreaza ni mucho menos a Ríos la nueva de CARBOZULIA. (Aunque siendo sincero ni a Maduro Moros ni a Chávez Frías), sólo tienen intereses.

La BHP y Anglo ya tienen en el Zulia y Caracas a sus zamuros, comprando carbón de Paso Diablo, mina contaminante, destartalada y saqueada por la Directiva de CARBOZULIA y CARBOZULIA INTERNACIONAL, donde tienen unas atentas y diligentes damas.

Creo que el que miente es el viceministro. Pero qué sucedería si Arias Cárdenas y Fernando Travieso del lobby carbonero empresarial mundial logran sacar a Arreaza del ministerio. Y las sabias y calculadoras empresas chinas, (según estudios realizados por Pdvsa, le exigen a Maduro Moros para financiar las Mina Norte (174 MM/T a cielo abierto y subterránea 100MM/T) y Paso Diablo (385MM/T y 756 MM/T) también explotar los carbones del Socuy (510 MM/T y 808 MM/T) y Cachirí (70 MM/T y 203 MM/T), ya que el carbón existente en el río Guasare no le alcanza para recuperar la inversión de minas, vía ferroviarias, vía ferroviaria Santander, Colombia /La Fría/Golfo de Venezuela, Puerto Bolívar/Pararú/Golfo de Venezuela y la carboeléctrica de Arias/Soto Luzardo en la Mina Paso Diablo. Meteríamos a Colombia/EEUU en el Golfo de Venezuela, lo cual significa perder su soberanía y la del Zulia toda. Esta realidad no la sabe Jorge Arreaza y su directora de CARBOZULIA, menos su viceministro Hernández.

Como aquí vamos a ser potencia minera, aquí en nuestra patria el impacto será peor, pues las minas serían por lo tanto más grandes y de mayor producción de toneladas métricas de carbón al año. Tremenda locura.

Veamos que dice Susanne Schuster:

“La mina pertenece a partes iguales a las multinacionales Xtrata (absorbida en mayo de 2013 por el consorcio de materias primas Glencore), BHP Billiton y Anglo American, que cotizan en la Bolsa de Londres. El carbón extraído en El Cerrejón se destina casi en su totalidad a la exportación hacia los países ricos industrializados, mientras que la población local tiene que sufrir frecuentes cortes de energía. En la actualidad se exportan anualmente 32 millones de toneladas de carbón, principalmente a Europa y Norteamérica, y se espera poder alcanzar los 40 millones.

La zona en la que se encuentra la mina está habitada por el pueblo indígena Wayuu, por afrocolombianos, comunidades de campesinos y otros grupos indígenas. Antes de la llegada de las multinacionales estos pueblos vivían de la pesca, la ganadería, la caza y la agricultura destinada a la alimentación. Pero la continua expansión de la mina ha expulsado de sus tierras a alrededor de 60.000 personas, a menudo de forma violenta. Pueblos enteros han sido destruidos o se los ha tragado la tierra por la acción de las excavadoras. El primero en desaparecer fue el pueblo Manantial, en 1986; Roche, Chancleta, Tamaquitos, Tabaco, Palmarito, El Descanso, Caracolí, Zarahita o Patilla son sólo algunos de los muchos que corrieron la misma suerte…”.

http://www.es.lapluma.net/index.php?option=com_content&view=article&id=4913:2013-06-10-10-33-13&catid=91:multinacionales&Itemid=423

 

 

Deja tu comentario