Las secuelas dejadas por el mal manejo del proceso de demarcación del territorio Yukpa

Imagen de portada: Mapa mental del territorio Yukpa, elaborado por los Yukpa (fragmento)

 

Por Sociedad Homo et Natura

 

Sabino y su gente del Yaza fueron enfrentados al exigir tierra y pago de las bienhechurías de las haciendas invasoras a su territorio original, divididos, enfrentados, llevados a juicios, a la cárcel y luego al cementerio. El actual Vicepresidente como Ministro jugó en aquel entonces un papel acusador.

Al no solucionársele el problema de la tierra al pueblo Yukpa, y por haber durado mucho tiempo el truculento proceso de demarcación de sus tierras y la entrega de sus títulos sin haciendas fueron muchos los problemas generados, que hasta el día de hoy sufren las distintas familias Yukpa sus secuelas. Así mismo, el abandono a este pueblo Caribe por parte del Estado Gobierno y sus instituciones han permitido otras relaciones en las comunidades al margen del Estado y su legalidad; y el no poseer el Estado una política indígena en consonancia con sus usos y costumbres la distancia entre Estado y comunidades es cada día más ancha y profunda.

Aún ordenes de capturas y detenciones arbitrarias contra los hombres de la familia del Cacique Sabino Romero, símbolo de la resistencia indígena, están en plena ejecución.

A 7 años del juicio contra Sabino y Alexander Fernández Fernández promovido por Tareck El Aissami en pleno proceso de demarcación de su territorio cuando era Ministro del Poder Popular para las Relaciones Exteriores y Justicia y encargado del genocida Plan Yukpa y a 4 de sus asesinatos; el 4 y 5 de julio del año en curso detuvieron en Caracas a su hijo Samuel Romero Martínez en una alcabala y el 8 y 9 a su primo Luis Emiro González Fernández, nieto de Carmen Fernández en otra alcabala en Valencia. No pueden desplazarse con plena libertad al interior del país. Tienen la Sierra por cárcel. Samuel es estudiante de la Universidad Indígena de Venezuela en ciudad Bolívar y Luis Felipe trabaja en una hacienda también en el estado Bolívar. También tienen auto detención Gaby Alberto y Gerardo Fernández Fernández, así como Isidro Romero Martínez por el mismo proceso de lucha por la tierra contra los ganaderos y manipulada por el Gobierno en mano de El Aissami y la Ministra Indígena Nicia Maldonado.

Para el pueblo Yukpa no ha terminado el proceso de demarcación y entrega de títulos de propiedad colectiva de tierra. La gente de la cuenca del río Tukuko comenzó el proceso de demarcación de sus tierras, es decir ocupar haciendas. Han comenzado por ocupar las parcelas de La Estrella. El tiempo del indio Yukpa no es el mismo que el tiempo burocrático del Estado colonial, ni el de la ministra mestiza Wayuu. Se aproximan nuevos enfrentamientos, ojalá no sea tan traumáticos como los vividos por Sabino y su gente. Pues el Estado Gobierno no debe tener corta memoria y capacidad de entender que el pueblo Yukpa tiene otro concepto de espacio y tiempo, otra relación con la tierra y la historia. Hoy El Aissami está más viejo y tiene otra mayor responsabilidad, no puede esta vez cagarla.

 

 

Deja tu comentario