Roberto Viciano insulta la inteligencia nacional

Fuente de portada: “En el centro el Dr. Roberto Viciano, Abogado Constitucionalista, teórico del Nuevo Constitucionalismo Latinoamericano, Profesor de la Universidad de Valencia- España. Ex asesor del Presidente Hugo Chávez y de la Asamblea Nacional Constituyente de 1999 y de los procesos constituyentes de Ecuador y Bolivia”. https://www.aporrea.org/ideologia/n309716.html/http://efectococuyo.com/politica/exasesores-de-la-constituyente-de-1999-alertan-que-esta-en-juego-la-democracia-participativa

 

Por el Secretariado del Equipo de Conducción Nacional de las FBL

Venezuela, 12 de junio de 2017.

Por Dignidad y Orgullo Nacional sentimos la necesidad de pronunciarnos sobre la exposición efectuada por el Profesor Roberto Viciano Pastor, en el marco del “Encuentro de Constitucionalistas en Defensa de la Constitución de 1999”, realizado el viernes 9 de junio de 2017 en la ciudad de Caracas.

En las Fuerzas Bolivarianas de Liberación -FBL- nos educamos en y para la Batalla de las Ideas, pues, partimos del Principio que: La Primera Batalla se Pierde o se Gana a nivel de los Fundamentos y Métodos de la Racionalidad Humana. En este contexto, es un rasgo característico de toda nuestra Militancia Comunista la dedicación al estudio, a la investigación, al debate y discusión, en fin, al trabajo teórico dirigido a la formación intelectual y, esencialmente, al desarrollo de la conciencia revolucionaria, para que se reconozcan como integrantes de las clases sociales que poseen la potencialidad de transformar radicalmente la realidad histórica social, es decir, las clases populares.

En tal perspectiva, se procura cultivar al máximo la humildad en función de admitir como parte del proceso de formación los errores, las ambigüedades, las confusiones o incomprensiones, en suma, el desconocimiento de la verdad o la ignorancia sobre el razonamiento correcto, ya que solamente a partir de esa actitud revolucionaria es posible rectificar, corregir y subsanar con miras a derrotar en nuestro pensamiento la ideología del Capital que nos hace sumisas y sumisos frente a su irracional orden social.

En esta Batalla de las Ideas, hemos aprendido a distinguir entre quienes, formando parte de las clases populares reproducen la ideología del capital por insuficiente desarrollo de una conciencia revolucionaria, de quienes, promovidos como revolucionarios y progresistas por los medios de difusión, hacen uso de las más sofisticadas técnicas de persuasión en función de engañar, de confundir, de ocultar la verdad, en síntesis, de instaurar y consolidar en el pensamiento de los sectores oprimidos y explotados de la sociedad las fantasías e ilusiones que sustentan la ideología del capital.

Para ellos tenemos tratamientos diferenciados. En efecto, cuando se trata de nuestras hermanas y nuestros hermanos de clase, somos metódicamente pacientes, no renunciamos a provocar la reflexión en ellas y ellos, en tal sentido, oímos, comentamos, problematizamos y, principalmente, acompañamos sus procesos de autosuperación, es decir, de su propia emancipación espiritual, la cual se desarrolla en una dinámica en la que nosotros también aprendemos, nos formamos, en fin, en una dinámica colectiva de recíproca emancipación.

Situación distinta ocurre con los charlatanes, oportunistas, demagogos y mercenarios del intelecto, en tanto, manifestaciones envilecidas de los agentes ideológicos del Capital. A ellos los combatimos frontalmente como enemigos del Pueblo, como corrompidas piezas de la máquina de dominación capitalista. En este contexto, lo primero es desenmascararlos, es decir, revelar lo que verdaderamente son, para lo cual, es suficiente hacer saber al servicio de qué intereses están, demostrar que sus falsos razonamientos lucen lógicos y, por tanto, logran engañar, en la medida que ocultan la verdad.

Así pues, al prenombrado profesor español lo han promocionado y presentado como un genial catedrático del Derecho Constitucional, lo más progresista y revolucionario en la materia, tanto, que es el precursor del “Nuevo Constitucionalismo Latinoamericano”, con tal título, se dice que asesoró a Chávez, Evo y Correa en los respectivos procesos constituyentes de Venezuela, Bolivia y Ecuador. En conclusión, su conocimiento y experiencia en Derecho Constitucional hace que sus tesis estén fuera de cualquier crítica o cuestionamiento, especialmente, si estos provienen de quien no pueda exhibir los títulos académicos que el Señor Viciano se acredita.

Sin desmeritar los títulos académicos, que no siempre acreditan conocimiento científico y, menos aún, que este conocimiento se emplee a favor de causas justas, nadie debe sentirse en minusvalía intelectual a la hora de combatir en el plano teórico las concepciones, tesis, juicios y razonamientos de los agentes ideológicos del Capital por carecer de tales credenciales. Al fin y al cabo, en palabras del Camarada Mao SteTung, nuestro mejor título como Comunistas es “SERVIR AL PUEBLO”.

Actualmente en Venezuela se discute profusamente en torno a la constitucionalidad o no de la convocatoria presidencial a una Asamblea Nacional Constituyente, la relevancia de esta polémica no reside en las repercusiones que pueda engendrar para el mundo de las academias, sino que la idea que resulte victoriosa provocará el fortalecimiento del sujeto político que la promovía, o sea, ganará prestigio y legitimación social. Téngase presente que esta batalla teórica se desarrolla en el marco de una aguda crisis político-institucional, que su resolución, es decir, si definitivamente se instala o no el mecanismo de modificación del Texto Constitucional (ANC), marcará el devenir histórico de la Patria.

En medio de esta crucial confrontación de ideas, desde España, es traído el Señor Viciano, quien se hace presente en el campo de batalla para abogar a favor de una de las ideas en disputa. En efecto, el catedrático español afirma en su exposición que la convocatoria a la Constituyente es inconstitucional. Que dicha convocatoria representa un eslabón en la larga cadena de deterioro del sentimiento y conciencia constitucional que se produjo en Venezuela como consecuencia de “…la ruptura en la cabeza de los dirigentes del proceso bolivariano…”, de dicho sentimiento, lo cual condujo al “…alejamiento del original proyecto constitucionalista…”. Para demostrar el progresivo deterioro de la constitucionalidad relata lo que califica como hitos de la ruptura del sentimiento constitucional. Así, inicia su historia con el Referendo Revocatorio del año 2003 y concluye con las sentencias dictadas recientemente por la Sala Constitucional del TSJ.

No vamos a examinar la logicidad de los razonamientos jurídicos del catedrático español que, a decir verdad, fueron pocos y cuya fundamentación se basaron en conceptos esenciales que pueden estudiarse en cualquier texto elemental de pregrado universitario. Para nosotros, lo más significativo es la deshonestidad intelectual con la que actuó cuando, intentándose cobijar en el rol de docente universitario, pretendió ocultar su verdadero interés de favorecer con su discurso a la élite de la fracción burguesa de la oposición y, lo que es más grave aún, el INSULTO A LA INTELIGENCIA NACIONAL, al tratar de liberar de responsabilidad a esa élite burguesa representada por la MUD, ocultando la verdad de sus crímenes contra la Constitución Bolivariana.

A lo largo de su exposición, el Señor Viciano no hizo ni la menor alusión al golpe de Estado perpetrado en el año 2002 por quienes hoy se agrupan en la MUD; tampoco citó el paro petrolero; o lo más reciente: la presentación ante el CNE de más de 2 millones de firmas chimbas para activar fraudulentamente el Referendo Revocatorio contra el Presidente Maduro; el acuerdo de la Asamblea Nacional de declarar el abandono del cargo por parte del Presidente de la República, la pretensión de que se realicen elecciones generales, o sea, que se adelanten las elecciones presidenciales. En su “sabiduría”, el precursor del “Nuevo Constitucionalismo Latinoamericano” no valora estos hechos como causas que contribuyen a deteriorar la constitucionalidad e institucionalidad de la República Bolivariana de Venezuela, por consiguiente, sus aliados de hoy están liberados de toda responsabilidad sobre la difícil situación por la que atraviesa la sociedad Venezolana.

En general, al Pueblo venezolano estas maniobras discursivas cargadas de hipocresía, cinismo, demagogia, en fin, de proselitismo político-ideológico dirigido a confundir, engañar, a hacer que adopte posiciones que le son contrarias a sus intereses y derechos ya le son inocuas, habida cuenta que ha aprendido a identificar a los tránsfugas, a los farsantes que invocan el socialismo para recomponer el capitalismo, a los mercenarios del intelecto que confeccionan sus razonamientos a partir del monto de los honorarios por los que son contratados. Estas reprochables conductas tienen en nuestro país un exponente insuperable como lo es el abogado Hermann Escarrá, quien se ha convertido en el maestro del oportunismo y la demagogia, para lo cual, ha hecho de la Ciencia del Derecho una cuestión tan elástica como los tirantes que sujetan sus calzones.

En estas horas en que Venezuela es objeto de agresiones promovidas desde el extranjero y dirigidas principalmente a suprimir el carácter de Nación que ha alcanzado producto de sus heroicas luchas como pueblo libertario, las Patriotas y los Patriotas no podemos aceptar estos ataques a nuestra espiritualidad, memoria histórica, moral social, capacidad intelectual, en suma, a nuestra dignidad tolerando pasivamente el irrespeto que representa que un extranjero comerciante de discursos intente, desde nuestro propio suelo patrio, tergiversar la historia, abogar a favor de quienes son corresponsables del caos en que vivimos, ocultar los apátridas intereses que encarnan los planes de la MUD, principalmente, en lo tocante a su constante desconocimiento y rechazo a la Constitución Bolivariana.

Por ello, las Fuerzas Bolivarianas de Liberación hace público su firme sentimiento de repudio al Señor Viciano y, en tal sentido, EXHORTA a las asociaciones de Abogadas y Abogados que hacen vida en el país, a las y los Docentes de nuestras Escuelas de Derecho, a las organizaciones de Estudiantes de las Escuelas de Derecho y, en general, a las mujeres y los hombres con Dignidad y Orgullo nacional a rechazar enérgicamente a quien con su exposición insulta nuestra espiritualidad, memoria, moral e inteligencia como Pueblo Soberano.

Finalmente, invitamos a toda la militancia de los movimientos populares y revolucionarios a REFLEXIONAR en torno a la inconveniencia moral, política y estratégica de aliarse con sectores políticos, económicos, financieros y militares que siempre han conspirado contra la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, pues, una puntual coincidencia sobre la valoración de un asunto concreto, es decir, la inconstitucionalidad de la Asamblea Nacional Constituyente, no nos coloca en la misma comunidad de intereses.

La MUD, en tanto vocería política de la élite de la fracción de la burguesía en la oposición, es enemiga irreconciliable de los intereses y derechos de los sectores oprimidos y explotados del pueblo venezolano, más aún, de la Soberanía e Independencia de la Nación, por tanto, debe ser abierta y enérgicamente combatida, más allá del hecho de que hoy, por razones de oportunismo y demagogia, cuestione la Constituyente. No puede haber alianza, ni siquiera táctica, con quienes representan la negación de todo cuanto se ha conquistado con ocasión a la Revolución Bolivariana.

Los sectores populares y revolucionarios debemos organizarnos AUTÓNOMAMENTE, es decir, con absoluta independencia de las organizaciones y personeros de la burguesía, en este sentido, debemos avanzar en la REACTIVACIÓN DE LA UNIDAD CÍVICO MILITAR REVOLUCIONARIA, en función de implementar las medidas necesarias para garantizar el restablecimiento del orden jurídico institucional de la República Bolivariana.

 

Ver también:

Hay golpe constitucional, ahora ¿se confrontará por fuera y desde la reconstrucción de la auténtica base del poder constituyente?

Frente a la sentencia 378, impulsemos la unidad cívico-militar

Sentencia 378 del TSJ usurpa la soberanía popular. Se convoca al pueblo venezolano a defender su soberanía

Una Constituyente sin legitimidad

Bloqueo y Constituyente

Con o sin constituyente reactivemos las luchas populares

Constituyente

 

 

 

 

Deja tu comentario