Ya no es posible callar, es hora de las definiciones y de la lucha en la calle

Imagen de portada: Escena en puesta teatral de Madre coraje y sus hijos, de Bertolt Brecht

 

Por Pablo Hernández

 

“Es más fácil engañar a una persona, que convencerlo de que ha sido engañado”,

Mark Twain.

 

Me dirijo a viejos y nuevos amigos, simpatizantes del chavismo, con muchos de los cuales compartí posiciones y prisiones luchando contra TODOS LOS GOBIERNOS DE LA DEMOCRACIA REPRESENTATIVA  Y ENFRENTADO A SU EJÉRCITO Y POLICÍAS. Desde el 2001 vengo escuchándolos y debatiendo sobre la defensa que hacen del actual gobierno de militares, bajo el alegato de que este “proceso” es una “revolución” y se debe evitar el regreso de la “derecha”.

En el año 2000, cuando el Plan Bolívar cívico-militar 2000, donde el gobierno y los militares enseñaron a qué venían, empecé a oír sus voces disidentes. Pablo Medina sale del gobierno cuando Chávez protege a Cruz Weffer por sus robos al frente del citado plan. Aristóbulo atribuye a Chávez el fumarse una lumpia y hasta el mismo Arias Cárdenas acusa con toda la razón a Chávez de Gallina.

Mis amigos de simpatizantes de Chávez se convirtieron en militantes de la “revolución” y de consuetudinarios luchadores populares contra los gobiernos y el Estado del capital reinante en Venezuela, se convirtieron de hecho en funcionarios del mismo Estado, existente en el país desde la misma independencia, cuando a la Corona Española y su capitán General, los sustituyeron las casas comerciales y las embajadas anglo-sajonas. Las primeras para controlar el comercio exterior, las segundas para cobrarnos la deuda de la guerra.

Recuerdo que “Ordene Comandante” fue una de las primeras muestras de fidelidad con que se identificaban ante el nuevo caudillo. A partir de allí, el doble discurso del “Mesías” fue conformando una coraza ideológica, y la crítica, el análisis y la reflexión fueron sustituidos por la polarización contra un enemigo de paja, que aún les cuesta entender, que obedece al mismo amo: El capital financiero mundial [1].

Mis amigos lamentablemente se polarizaron y de hecho se fanatizaron. Por ello nunca se preguntaron sobre el pasado del 4 de febrero en el cual algunos estuvieron comprometidos.

  • ¿Por qué en caso de  triunfar el 4 de febrero, Arias Cárdenas sería el jefe de la Casa Militar y Chávez  de la guarnición de Caracas? La pregunta era obvia, los generales y Notables encabezados por Caldera y Uslar Pietri conformarían la junta de gobierno y asumirían el Ministerio de Defensa. Por lo que Chávez ni Arias eran jefes de dicho golpe.
  • Joel Acosta fue testigo de cómo Chávez abandona la caravana que viene de Maracay, y se va con pocos hombres a refugiarse en La Planicie. Chávez NUNCA TOMÓ DICHA BIBLIOTECA [2].
  • Apoyar la toma de Miraflores era la misión principal de Chávez, quien llega a La Planicie cuando ya ha comenzado el combate y presencia pasivamente como los capitanes solo con tanquetas intentan tomar Miraflores, esperando el refuerzo del batallón que comandaba Chávez, que como todos saben no hizo un solo disparo y es el primero en rendirse sin combatir [3].
  • El 27 de febrero del 2007 en el “Aló Presidente” de ese domingo, Chávez confiesa públicamente su reunión en varias oportunidades con el coronel norteamericano Hugo Posey, agregado militar de la embajada de EEUU. Y no fue una, sino varias, desde antes de la Noche de los Tanques en octubre de 1988 y hasta su graduación como Teniente Coronel a mediados de 1991, cuando el coronel y varios militares de la misión yanqui fueron a festejar con su “agente” la graduación de Teniente Coronel, hablando toda la noche a la orilla del Pagüey sobre el golpe en marcha. De paso varias veces viajó Chávez en ese avión de los yanquis.

En fin, podríamos seguir contando lo que ya es conocido, sobre este tenebroso personaje llamado Hugo Chávez y su “misión histórica” para implantar el Estado fallido militar-policiaco y delictivo, culminando así la reforma del Estado venezolano iniciada por allá en los años 70 del siglo pasado como parte de la llamada globalización, cuyo primer golpe triunfante fue precisamente el de Pinochet en Chile [4].

Pero olvidemos lo pasado, el inmenso engaño y esa estafa que significo Chávez  y los militares al frente del Estado venezolano. Hoy los hechos hablan por sí solos: El hambre, la miseria, los muertos de mengua, la escasez, la hiperinflación, 350.000 asesinados en las calles, la entrega gratuita del Arco Minero, la privatización e hipoteca del petróleo, la párdida de la renta petrolera, la deuda eterna contraída, el saqueo descarado de la más grande riqueza producida en toda la historia de nuestro país… son hechos que hablan por sí solos de quienes son los grandes beneficiarios de este latrocinio, pero sobre todo de quienes son los eternos perdedores.

Chávez a lo largo de 13 años logró imponerle la agenda política a la oposición y construyó un verdadero enemigo de paja a su imagen y semejanza [5]. Hoy los “herederos” del trono, Maduro-Cabello-Padrino –que de paso ninguno combatió el 4 de febrero–, han impuesto la violencia a lo largo de más de 25 planes de “inseguridad” y la más absoluta impunidad. Estos, ante una derrota electoral inminente, no tienen tapujos en declarar:

“La Constituyente es para sacarnos el clavo de la derrota de 2015… Ellos (la oposición) sacaron esa mayoría circunstancial, siempre lo dije. Ahora tenemos la oportunidad con la Constituyente de volver a los caminos de la ‘victoria popular bolivariana chavista’. Esta es la hora. Nadie puede abstenerse de ir a votar”.

Y ante tamaña vulgaridad, esperada en delincuentes que se sabe respaldados por el poder de las armas, Uds. discuten, si van o no a la fulana Asamblea Constituyente, jugada esta propia de los gánster. Estos saben muy bien que su salida del gobierno, aun por vía electoral, significará para muchos de ellos, ser los nuevos “chinitos del socialismo y la revolución” que como Noriega pueden terminar pagando los platos rotos, no solo del desfalco al tesoro público, sino del narcotráfico. Como bien se sabe, tanto la ruta de la droga, como la del dinero, ambas son controladas por el capital financiero. ¿O es que manejar millones de dólares, se puede hacer sin esa complicidad que se llama el sistema bancario internacional?

La asamblea constituyente, por si aún no lo han entendido, es la última carta que le queda a esta camarilla, para negociar la legalización del botín y poder disfrutarlo tal como les gusta a todos ellos: En el propio imperio [6]. ¿O es que el gobierno y la justicia norteamericana o europea, no saben el origen de los fondos de Alejandro Andrade, Rafael Isea, Rafael Ramírez o de los Banqueros de Miami?, o ¿de dónde salió el dinero para comprar mansiones en el exterior donde residen los familiares de los militares y políticos “anti-imperialistas”?

Pero así como los gobiernos de EEUU y de Europa, Rusia o China y sus respectivos bancos, saben que tratan con “aventajados colegas del delito”, también saben que necesitan “legalizar” el despojo cometido y para ello una asamblea constituyente a lo Jalisco, es un medio “idóneo” que justifica el fin de declarar a Venezuela Estado Comunal, Asociado del Nuevo Orden Mundial. ¿Acaso no es lo que han hecho a lo largo de la historia de invasiones y despojos?

Y este objetivo no lo ocultan todos los dirigentes de la banda delictiva expresándolo con absoluta claridad:

“La Constituyente puede emitir una ley constitucional que está por encima de todas las leyes”, (Maduro).

“La Constituyente ya no requiere referéndum porque está prevista en la Constitución de 1999″, (Elías Jaua). [7]

“Una vez que la Asamblea Nacional Constituyente sea formalmente instalada, serán los constituyentes quienes determinarán si la nueva Carta Magna será sometida o no a un referendo consultivo”, (Elías Jaua).

Elías Jaua, lo ha repetido varias veces: “La asamblea constituyente propuesta podrá Transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución”.

Y ante esta aclaratoria de Jaua, el periodista pregunta:

–”¿Pueden seguir funcionando los Poderes Públicos constituidos una vez entre en funcionamiento la Asamblea Nacional Constituyente?”

–”Pueden, pero en forma alguna podrá oponerse a las decisiones de la Asamblea Nacional Constituyente, tal como lo expresa el artículo 349 de nuestra Constitución de 1999″. [8]

¿Por qué necesitan crear un nuevo ordenamiento jurídico y modelo productivo, donde hasta el socialismo del siglo XXI ha desaparecido?

La respuesta es simple: Requieren eliminar el control legislativo y flexibilizar normas para las empresas mixtas en el sector petrolero-minero y en el resto de la economía. Legalizar el lavado de dinero tanto del narcotráfico como de la corrupción a través de CAMIMPEG [9] y del nuevo mercado establecido con el dólar paralelo basado en la especulación y el sobreprecio. Continuar el remate del oro de las reservas internacionales y de los activos en el exterior, y en Venezuela, revender la deuda venezolana a un 30% de su valor, etc. En pocas palabras, consolidar el nuevo sector emergente de la Boliburguesía que está naciendo asociada directamente con el capital privado nacional e internacional, sector de propietarios basado en un alto mando militar y cómplices civiles que han convertido al ejército y policías en nuevas compañías militares privadas, y ahora a la vez de propietarios de activos, son guardianes del capital privado.

Y en estas condiciones, se pueden preguntar:

¿A quién engañan Padrino, Cabello, Maduro y el resto de la banda cívico-militar, con una intervención del imperio, que ha sido consumada por ellos, con destrucción del aparato productivo e infraestructura del país incluida, y más: 1.500.000 bajas a lo largo de 25 planes de exterminio, donde se pagan y se dan el vuelto?

Amigos todos, la asamblea constituyente tiene un solo fin: Legalizar la dictadura del Poder Ejecutivo, que ya estaba contenida en la derrotada Reforma del Estado propuesta por Chávez. Y recuerden ante la “sospechosa” abstención legislativa de la oposición en diciembre del 2005, el caudillo la aplicó ampliamente, estableciendo a través de leyes habilitantes, reformas judiciales y decretos de emergencia, el hoy vigente Estatuto Antiterrorista, que precisamente en toda su amplitud se viene aplicando desde febrero del 2014 y que Uds. en un futuro no muy lejano lo van a conocer en carne propia.

Y si alguno de Uds., tiene todavía dudas, les invito a leer con detenimiento el artículo 236 de la Reforma de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, propuesta por Chávez en noviembre del 2007 y derrotada por la votación popular ese mismo año [10]:

Dejémonos de vacilaciones o titubeos y asuman la responsabilidad que en este momento les corresponde: Evitar la consolidación final de un gobierno militar-policiaco y delictivo. Ante la ofensiva criminal de la GNB, Policías y bandas paramilitares a su servicio, contra la juventud y población mayoritaria que se les opone, con el visto bueno del General Padrino, hay una sola manera de parar la dictadura y  las bandas paramilitares a su servicio:

Unirse con la juventud en la calle, convocando a los hambrientos que ya en Venezuela superan el 50% de la población, a los desempleados, a los trabajadores con salarios de hambre, a los que comen de la basura, a los deudores, a las víctimas de la extorsión policial y delictiva, a los enfermos condenados a morir por falta de medicinas elementales o de simples operaciones, por los niños que no llegarán a los cinco años de edad o por los jubilados que están muriendo de mengua y necesidad,  y enfrentemos una dictadura que ya ni careta usa y sin tapujos anuncia un futuro de hambre y violencia, hablado cínicamente de paz, cuando todos Uds. saben que no son más que una banda delictiva que ha desolado al país.

La única opción que nos queda como pueblo contra este gobierno y su Estado criminal, es evitar su implantación definitiva. Recuerden que Hitler asumió la dictadura en menos de dos años después de ser nombrado canciller en 1933, quemando el congreso alemán, y los “comunistas” siguiendo la línea de Stalin, consideraron a los demócratas liberales como su principal enemigo y facilitaron el triunfo del III Reich y el Nacional-Socialismo.

No es la MUD, ni sus dirigentes los que están al frente de las luchas contra el gobierno, son los jóvenes luchando por su futuro, ante un gobierno de narcotraficantes, ladrones y policías, que no les han dejado otra opción.

Uds. tendrán una inmensa responsabilidad en el futuro de este país, tienen ante sí una nueva oportunidad de retomar el único camino de liberación y el único lugar en la historia: Luchar en la calle contra el verdadero enemigo histórico: El gobierno y el Estado del capital, que una vez más se disfrazan de izquierda, para servirles a sus amos. Solo contribuyendo en la calle a su derrocamiento podremos a comenzar a labrarnos un verdadero porvenir, en un país que lo tiene todo.

“Que vendrá la derecha”, bueno si dejamos que las armas sigan en manos de policías, militares y delincuentes, es inevitable que la derecha seguirá en el poder, porque sencillamente nunca se ha ido.

Recuerden que la policía, GNB y ejército que hoy en alianzas con delincuentes masacran a una juventud que no tiene más armas que la piedra y la molotov, son exactamente el mismo ejército de Gómez, de Pérez Jiménez, de los campamentos antiguerrilleros, de los teatros de operaciones, que han sostenido a todos los gobiernos “democráticos”, solo que los comunistas y subversivos de ayer, son los jóvenes terroristas de hoy.

Este gobierno, apoyado por el capital internacional, podrá triunfar sobre los cadáveres, la destrucción de un país y el desmembramiento de la sociedad venezolana, pero en esta hora solo les recordaré:

 

“Ellos vinieron”

Cuando los nazis vinieron a buscar a los comunistas, guardé silencio, porque yo no era comunista.

Cuando encarcelaron a los socialdemócratas, guardé silencio, porque yo no era socialdemócrata.

Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas, no protesté, porque yo no era sindicalista.

Cuando vinieron a buscar a los judíos, no pronuncié palabra, porque yo no era judío.

Cuando finalmente vinieron a buscarme a mí, no había nadie más que pudiera protestar.

 

Por Martin Niemöller

 


Notas:

[1] Derecha endógena, fascismo interior, revolución en la revolución, Boliburguesía, usurpadores del legado de Chávez, nido de alacranes… han sido entre otros los calificativos y campañas para identificar al mismo enemigo, verdadero caballo de Troya, en el seno del movimiento popular.

[2] Acosta Chirino se refirió al papel de Chávez en La Planicie. “Sería a cuidar los libros”, le confesó a Agustín Blanco Muñoz.

[3] Aunque como lo demuestra  Thais Peñalver en su libro, además de cobarde fue un delator y traicionó a su tropa cuando se refugió en La Planicie, a sabiendas de que el golpe había sido delatado y la captura y muerte de Carlos Andrés en Maiquetía, la parte esencial del golpe, no se produciría. En La Planicie, Chavez esperó a que Ramón Santeliz por orden de Ochoa Antich lo fuera a buscar para que asumiera la responsabilidad del golpe y ocultara los verdaderos jefes del mismo como eran Santeliz, Ochoa y otros generales. Esta conducta disfrazada de evitar el derramamiento de sangre lo va a repetir el 11/04/2002.

[4] Léase La doctrina del shok, de Naomi Klein.

[5] Sin olvidar que este enemigo de paja obedecía al mismo director de escena y conscientes o no trabajaron para construir el actual Frankenstein que gobierna.

[6] No conozco ladrón o delincuente que no aspire a disfrutar el botín. Creer que esta banda realmente se está sacrificando por el pueblo o el país, es pecar de ingenuo, para decir lo menos.

[7] El abogado Hermann Escarrá, en entrevista para “Unión Radio” este 1 de mayo, aseveró que el resultado de la Asamblea Nacional Constituyente convocada por Nicolás Maduro debe ser aprobada primero por un referéndum… Escarrá señaló que la Constituyente no disolverá los poderes constituidos, pues buscan que coexistan sin que existan enfrentamientos entre la Asamblea Nacional y los demás órganos del Estado. “Esa nueva AN Constituyente no puede disolver la actual AN y no debe hacerlo”. http://www.2001.com.ve/en-la-agenda/158416/escarra–asamblea-nacional-constituyente-debe-ser-aprobada-primero-por-referendum.html. (Cómo se ve, la trampa está montada).

[8] http://vtv.gob.ve/por-elias-jaua-15-preguntas-y-respuestas-sobre-la-constituyente/

[9] Véase el artículo 7 de los Estatutos de CAMIMPEG.

[10]  http://www.nodo50.org/plataformabolivariana/Externos/, (DecretoReformaCost.pdf ). En aquella oportunidad la Asamblea aprobó la Reforma propuesta por Chávez y la sometió a un referéndum aprobatorio. En ese momento, Cilia Flores era presidenta de la Asamblea Nacional, y los vicepresidentes: Desirée Santos Amaral y Roberto Hernández Wohnsiedler.

 


Ver también: Entrevista con Pablo Hernández

Pablo Hernández: La forma de dominación más importante es que el esclavo se reconoce como el esclavo

 

 

 

 

 

 

Deja tu comentario